Historias insólitas

Se hace un estudio de ADN y termina por descubrir un ‘puterio’ familiar

Los resultados cambiaron la idea de sí misma que tenía una joven estudiante de derecho de Nueva York

Se hace un estudio de ADN y termina por descubrir un 'puterio' familiar
Katy Canning

Katy Canning nació en Siracusa, Nueva York, y se convirtió en la mayor de tres hermanos, aunque a diferencia de los otros dos nunca se vio muy parecida a sus padres. «Mamá me decía, mientras iba creciendo, que era en parte nativa, indígena-americana», según contó a CBS This Morning. (¿Sabías que la Inquisición española dejó su huella en el ADN de los latinoamericanos?)

Pero cuando tuvo se hizo un examen comercial de ADN, supo que no era así. Y que, en realidad, tiene otros cuatro hermanos. Sus ancestros no son nativos sino jamaiquinos, y el padre que la crió no es el biológico. «Es algo tan, tan loco», dijo al programa. (El ADN permite detener en EEUU al asesino de una niña 45 años después del crimen)

Su padre fue el músico Baron Duncan, también de Siracusa, dijo la estudiante de derecho de New York Law School. Cuando reconoció los hechos, la madre ironizó: «¡Eran los años ’80!».

El enredo familiar no pasó a mayores: su padre, enfatizó, es su padre. «A él no le importa lo que dice un estudio de ADN. La familia no es sólo la sangre, es lo que uno construye. La familia es el corazón. Y mi papá es mi papá. Él me entregará en el altar un día», agregó.

Canning no llegó a conocer a su padre biológico, ya que Duncan murió joven, a los 48 años, en 2012, según su obituario. «Baron tocó el bajo desde los cuatro años. Aunque era un músico local muy reconocido, también hizo giras nacionales durante 10 años», señaló el texto, que recordó que un mes antes la madre del bajista, Gwneviera, había muerto también, y el padre, del mismo nombre que el hijo, en 2008.

Pero al padre biológico lo sobreviven otros hijos, y Canning comenzó a conocerlos para rearmar su árbol genealógico con esos agregados.

-¿Se parecen a usted? -preguntó el periodista de CBS, Tony Dokoupil.
-¡Muchísimo! Encontrarme por primera vez con mi hermano Stephen fue como mirar a mi mellizo. Literalmente rompí en llanto apenas lo vi.

La mujer cree que entender el significado del hallazgo llevará más tiempo. No sabe, por ejemplo, si le corresponde decir que es jamaiquino-americana, ya que la herencia biológica y la construcción cultural de una persona son cosas distintas. «Es algo extraño. ¿Puedo decirlo? No lo sé. ¿Es posible que un examen de ADN me diga qué soy y cuál es mi identidad? No lo sé».

CBS consultó a 23andMe y AncestryDNA sobre el impacto de los resultados en sus clientes, y ambas compañías dijeron que advierten a las personas que pueden recibir «información sobrecogedora». Ninguna ofrece consejo genético en su paquete estándar.


Emily Drabant Conley, de 23andMe, señaló que no es necesario: «La gente hace un examen de embarazo en la casa, que implica una información significativa, y luego da el paso siguiente, que es hablar con un médico. Creemos que con los análisis de ADN sucede algo muy similar». AncestryDNA agregó que dispone de un equipo especial para personas con «dudas más sensibles».

El periodista comentó que hizo el examen a los efectos de trabajar en la nota, y se imaginó que también le tocaría una sorpresa: «Soy el hijo único de padres que no se casaron y tuvieron una loca vida hippie», explicó. Pero para él no hubo información impresionante.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído