Dictadura en Venezuela

La dictadura de Nicolás Maduro busca que Rusia compre el petróleo que EEUU ya no quiere

Manuel Quevedo, ministro de Petróleo del régimen chavista, indicó que su objetivo principal es fortalecer sus lazos con el gobierno de Vladimir Putin

La dictadura de Nicolás Maduro busca que Rusia compre el petróleo que EEUU ya no quiere
Delcy Rodríguez y Nicolás Maduro

El ministro de Petróleo de Venezuela y presidente de la compañía petrolera estatal PDVSA, Manuel Quevedo, dijo que el régimen de Nicolás Maduro podría desviar a Rusia u otros países el petróleo inicialmente destinado a Estados Unidos. (Antonio Ledezma: «Guaidó no puede resolver en 2 meses lo que Chávez y Maduro destruyeron en 20 años»)

El funcionario chavista indicó que Caracas decidirá a dónde envía su petróleo y que su objetivo principal es fortalecer los lazos con Rusia, país con el que se comprometió a cumplir contratos de suministro de petróleo. (Maduro pidió la renuncia a todo su gabinete, pero los venezolanos esperan la suya)

«Seguimos avanzando, seguimos fortaleciendo cada vez más esta relación. Vamos a abrir una oficina de PDVSA en Moscú», anunció el ministro.

«Los contratos se están cumpliendo», señaló. «Podemos enviar a Rusia u otros clientes el petróleo que ha sido asignado para Estados Unidos«, declaró.

En declaraciones en una reunión en Bakú, con sus pares de la OPEP y algunos productores ajenos al cártel, Quevedo dijo también que el generador de la principal terminal petrolera de Venezuela, Jose, se encuentra operando después del masivo apagón que detuvo las exportaciones de crudo la semana pasada.

Gran parte de Venezuela, incluidas zonas de la capital Caracas, se quedaron varios días sin electricidad, complicando los esfuerzos de la población para conseguir agua y comida.

«Por el momento, (Jose) está funcionando por completo«, comentó Quevedo a los periodistas a través de un intérprete. «Sufrió mucho por el apagón (…) la industria petrolera de Venezuela sufrió bastante«, admitió.

Estados Unidos impuso este año duras sanciones a la industria petrolera venezolana con la intención de cortar la fuente primaria de ingresos del presidente Nicolás Maduro. En ese sentido, ya logró la interrupción de gran parte de las compras de firmas de India, que se había perfilado como el candidato ideal para aliviar las presiones internacionales.

El conglomerado indio Reliance Ltd, una de la mayores refinerías del mundo y entre los principales importadores del petróleo de Venezuela, confirmó esta semana la interrupción total de sus negocios con ese país a través de su filial en EEUU, y negó cualquier intención de aumentar la demanda de consumo con la nación caribeña.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído