Dictadura en Nicaragua

El dictador Daniel Ortega reprime y detiene manifestantes en su proceso «de diálogo»

El intento de los opositores de volver a las calles fue violentamente reprimido

El dictador Daniel Ortega reprime y detiene manifestantes en su proceso "de diálogo"
Daniel Ortega, en el aniversario de la revolución Agencias

El diálogo del dictador Daniel Ortega pasa por la represión y la violencia.  Al menos cuatro heridos y 10 detenidos dejó una protesta en Nicaragua que demandaba la liberación de los opositores presos, un día después de que el régimen de Daniel Ortega se comprometiera a respetar el derecho ciudadano a la manifestación. (La dictadura de Nicaragua promete diálogo, pero reprime a los opositores y se queda cada vez más sola)

Hay «cuatro heridos, uno de ellos es del grupo de choque» del régimen y 10 opositores detenidos, informó la portavoz de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), Silvia Gutiérrez. (EEUU a la dictadura de Nicaragua: «Seremos muy agresivos identificando a quienes violen los DDHH, encarcelen o asesinen opositores»)

Los heridos se registraron en el céntrico centro comercial de Metrocentro de Managua, donde más de 150 manifestantes se concentraron para salir a marchar sobre una avenida adyacente.

En ese momento, cientos de antimotines armados que custodiaban la zona obligaron a los manifestantes a retroceder, en medio de forcejeos en los que resultaron detenidas tres personas.

Otras siete detenciones fueron registradas en la capital y en la occidental ciudad de León, según UNAB.

En Managua, un hombre que se encontraba dentro del centro comercial comenzó a disparar contra los manifestantes, hiriendo a tres personas, indicaron los opositores. Un periodista de video de AFP observó que las víctimas tenían heridas en la espalda, el pie y el brazo.

Tras los disparos, la gente persiguió, atrapó y golpeó al atacante hasta que cayó al suelo. En un video que circula en las redes sociales, se observa que uno de los manifestantes encontró en el bolsillo del atacante una cédula de identidad con el nombre de German Dávila y un carnet que lo vincula supuestamente al partido de régimen.

La policía, por su parte, acusó en un comunicado a los manifestantes de alterar el orden público y linchar a Dávila, quien fue trasladado en estado delicado al hospital.

Informó que «al momento de producirse la agresión, ocurrieron disparos con arma de fuego, resultando lesionadas tres personas«, según la versión policial.

En tanto, el privado Canal 10 de Televisión informó que la policía agredió a dos periodistas de ese medio que se encontraban en el lugar cubriendo la protesta.

«Es indignante que otra vez en Nicaragua, policías y civiles violentos agredan, apresen e hieran a civiles que se manifiestan pacíficamente», repudió el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez en Twitter.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído