Dictadura en Venezuela

«Maduro, mataste a mi esposa, también mátame a mí»: Venezolanos desesperados ante la dictadura chavista

Jesús Alberto Jaramillo responsabilizó al dictador chavista y a la cúpula del régimen de la muerte de su mujer.

"Maduro, mataste a mi esposa, también mátame a mí": Venezolanos desesperados ante la dictadura chavista
Jesús Alberto Jaramillo

La desesperación por la crisis en Venezuela parece llegar a niveles límites, sin un final a la vista. Uno de los rostros del flagelo que se vive en el país contó su duro testimonio tras perder a su esposa ante la casi inexistente atención médica. (Fotos: La terrorífica imagen de Chávez en la oficina de Maduro )

«Murió porque no había asistencia en el hospital, porque no tenía un medicamento. Por eso murió la mujer de mi vida. Por eso murió la madre de mi hija, ¿me entienden?», reclamó Jesús Alberto Jaramillo, un ciudadano que participó de una protesta opositora en la zona de El Paraíso, en Caracas, junto a su hija. ( Los 12 torturadores más crueles de Nicolás Maduro)

Luego, apuntó contra la cúpula de la dictadura chavista. «Porque estos delincuentes que están en el gobierno nos están matando de hambre y nos están matando de salud. Ya ahora no tengo miedo. ¡Haz lo que quieras, Maduro, conmigo también! ¡Mataste a mi esposa, también mátame a mí!», reclamó.

 

 

Jaramillo había explicado la nula atención que encontró. «Cuando llegamos al hospital ni siquiera había un estetoscopio para tomarle la tensión. No había ningún equipo para reanimación. No había nada con que me la pudieran asistir», lamentó.

Además, señaló que los especialistas sabían que se trataba de un cuadro de gravedad, pero no había nada que pudiesen hacer con los mínimos recursos con los que cuentan.

«En el momento en que el médico la examina, dice que a ella le estaba comenzando un ACV pero que ella podía salvarse, que ella lo que necesitaba es que se le ayudase para salir de ese trance. Pero en el hospital no había ningún tipo de medicamento ni de equipos», explicó.

Eran las 7 de la mañana cuando comenzaron a esperar por una ambulancia. El servicio no llegó nunca. Pasaron otras siete horas hasta que el cuerpo de su esposa no resistió más.

La crisis sanitaria se ha agravado ante los apagones que continúan afectando al país. La falta de suministro eléctrico ha dificultado el suministro de agua y varios hospitales solo atienden en las salas de emergencia.

Mientras la dictadura insiste en su versión de que los apagones se deben a un «ataque terrorista sincronizado» contra su sistema eléctrica, el país lleva siete días de cortes en esta nueva ronda de apagones.

Si bien múltiples servicios se ven afectados, el sector sanitario es el que más padece esta crisis.

Durante el primer apagón, y pese a las versiones del régimen, más de 20 personas murieron por falta de atención en los hospitales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído