Rusia en defensa total del dictador Nicolás Maduro

Putin pone todas las opciones sobre la mesa y reta a Trump en la crisis de la Venezuela chavista

Putin pone todas las opciones sobre la mesa y reta a Trump en la crisis de la Venezuela chavista
Maduro y Putin RT

El dictador Nicolás Maduro ha dicho que no aceptará la intervención extranjera en Venezuela, refiriéndose exclusivamente a Estados Unidos.

La dictadura chavista cuenta con el apoyo militar de Rusia, que ha desplegado hombres y equipos militares para dar una mensaje claro a Donald Trump, y es que para defender a la revolución chavista, Putin ha demostrado con hechos que ‘todas las opciones están sobre la mesa’.

El pasado 23 de marzo llegaron al aeropuerto venezolano de Maiquetía dos aviones militares rusos modelo Ilyushin IL-62 y Antonov AN-124 con 100 soldados. Después de días de especulaciones, EE.UU. desveló que han estado recalibrando y rehabilitando un sistema de defensa de misiles adquirido por el régimen en 2009 y que quedó inutilizado por los apagones que sufre el país desde inicios de marzo.

El representante especial de la Casa Blanca para Venezuela añade que «parece que una de las cosas que están haciendo es ayudar al régimen con el sistema de misiles tierra-aire S-300. Podemos llamarlo recalibración o reajuste, pero sea como sea es apoyo técnico».

Hugo Chávez previamente, en el 2009, obtuvo un crédito de 2.000 millones de euros para comprar el sistema de defensa antimisiles S-300 y 92 tanques modelo T-72.

La firma de imágenes por satélite ISI ha conseguido pruebas visuales de que cinco lanzaderas y un sistema de guía han sido desplegados en la base aérea Capitán Manuel Ríos, en el estado de Guárico y 60 kilómetros al sur de Caracas. Esa empresa, con sede en Israel, comenzó a detectar el despliegue del sistema S-300 el 4 de febrero, un mes antes de que comenzaran los apagones.

John Bolton, consejero de Segurida Nacional, advirtió el viernes contra «el despliegue de material militar en Venezuela o cualquier otro punto del continente, con el intento de establecer o ampliar operaciones militares». En un comunicado en el que no mencionaba a Rusia expresamente, dijo que la Casa Blanca considera esas acciones «una amenaza directa a la paz y la seguridad internacional en la región» y que Estados Unidos actuará para defenderse.

Pero el dictador Nicolás Maduro no prestó atención a las palabras del gobierno estadounidense, ya que su ministro de defensa, Vladimir Padrino, inauguró después en el estado Yaracuy un centro de simulación de vuelos para helicópteros de fabricación rusa MI 17, 35 y 26 e informó que  inaugurará un segundo centro, para helicópteros también rusos Sukhoi MK2, en la ciudad venezolana de Barcelona.

Pero Rusia no está dando solo apoyo militar, el apoyo que más favorece al regimen chavista es más más política y propagandístico, el ministro ruso de Energía, Alexander Novak, confirmó el pasado viernes que en unos días recibirá en Moscú a su homólogo venezolano, Manuel Quevedo, y que ambos tratarán el comercio de hidrocarburos.

Preguntado por la agencia TASS sobre si seguirá vendiendo compuestos para que Venezuela pueda seguir refinando el crudo, dijo: «Sí, de acuerdo con sus peticiones».

La diplomacia Rusa además está en la búsqueda activa de clientes para el petróleo venezolano, por lo cual ha realizado conexiones con directivos de empresas petroleras en todo el mundo, para evitar el aislamiento del régimen prodcuto de las sanciones que ha impuesto EE.UU. desde febrero de 2019.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído