Dictadura en Venezuela

López Obrador, ¿el nuevo Zapatero?: El mexicano está dispuesto a mediar en un falso diálogo de la dictadura chavista

El mandatario señaló que "México tiene las puertas abiertas para que se busque la vía pacífica" en el conflicto venezolano.

López Obrador, ¿el nuevo Zapatero?: El mexicano está dispuesto a mediar en un falso diálogo de la dictadura chavista
Andrés Manuel López Obrador TW

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo que está dispuesto a mediar en la crisis política en Venezuela y hospedar un encuentro si tanto el gobierno como la oposición de ese país lo solicitan. (López Obrador, el presidente que distrae a los mexicanos y utiliza el manual populista de Hugo Chávez)

En su habitual conferencia matutina, el izquierdista de 65 años fue interrogado sobre el llamado que lanzó Nicolás Maduro para que México y Uruguay retomen su propuesta de diálogo para resolver la profunda crisis política que vive el país sudamericano. ( El descendiente de Moctezuma muy cabreado con las tonterías de López Obrador)

«México tiene las puertas abiertas para que se busque una vía pacífica (al conflicto en Venezuela). Sólo que se necesita del acuerdo de las partes, en este caso tiene que haber la aceptación del grupo opositor. Las dos partes tienen que pedirlo y nosotros ayudamos», dijo López Obrador, quien es considerado por muchos como el nuevo Hugo Chávez de Latinoamérica y que, ahora, podría sustituir a José Luis Rodríguez Zapatero en un falso diálogo.

El mandatario recordó que en México, que tiene «muy buenos diplomáticos», se han firmado acuerdos de paz de conflictos en países centroamericanos.


«Sería conveniente que se pensara que existe esta posibilidad de abrir un diálogo en México para buscar una salida pacífica al conflicto de Venezuela«, añadió, señalando que esa mediación seguiría los «principios constitucionales de no intervención».

Desde la llegada del izquierdista a la presidencia, el 1 de diciembre pasado, la posición de México sobre Venezuela dio un giro ya que el gobierno de su predecesor, Enrique Peña Nieto, era uno de los participantes más activos del Grupo de Lima, que busca una salida pacífica a la crisis venezolana y ha ejercido fuertes presiones contra Maduro.

La administración de López Obrador, a diferencia de medio centenar de países, no ha reconocido al líder parlamentario Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.

En enero pasado, López Obrador señaló que México tenía «una historia muy importante en cuanto a política exterior apegada a principios y eso va a continuar». «Si en algún tiempo se desviaron de esos principios, nosotros no lo vamos a hacer, nosotros no vamos a actuar violentando, transgrediendo principios constitucionales», agregó.

AMLO dijo no tomar partido por ninguna de las partes. «No es que estemos a favor o en contra de nadie, estamos por defender los principios constitucionales de la política exterior», concluyó.

En medio de fuertes críticas de la oposición, López Obrador invitó a Maduro a participar en un comida tras su asunción al poder, en lo que fue la primera visita del mandatario venezolano a México como presidente.

México y Uruguay plantearon en enero una negociación entre gobierno y oposición en Venezuela. Guaidó ha rechazado cualquier «falso diálogo» pues considera que Maduro solo busca ganar tiempo para perpetuarse.

Maduro, por su parte, responsabilizó al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de querer imponer un gobierno de facto en territorio venezolano.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído