Dictadura en Venezuela

Josep Borrell niega que España será «santuario» para chavistas, pero no rechaza su entrada

Josep Borrell niega que España será "santuario" para chavistas, pero no rechaza su entrada
El tirano Nicolás Maduro con sus 'amigos' Josep Borrell y Pedro Sánchez. EP

Los líderes de la dictadura venezolana se están quedando, cada vez más, encerrados ante el rechazo internacional. El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación español, Josep Borrell, ha afirmado que España no podría ser «un santuario» para dirigentes chavistas que deseen abandonar a Nicolás Maduro, porque el Gobierno no les puede garantizar ninguna clase de inmunidad si algún ciudadano decide denunciarlos ante los tribunales o si el TPI emprende acciones contra ellos. (Josep Borrell quiere que la UE acelere su tarea diplomática ante urgencia en Venezuela)

«No les podemos dar ninguna garantía, esto no es un santuario, hay países donde a lo mejor se puede hacer eso, aquí no», ha dicho Borrell en una entrevista en Telecinco. El ministro se ha expresado así el mismo día en que visita España el enviado de Estados Unidos para Venezuela Elliot Abrams, que ha abogado abiertamente por esa vía de salida para dirigentes del chavismo. (Borrell hace el ridículo siendo incapaz de reconocer que Maduro es un dictador a pesar de la insistencia de Pastor )

Hasta ahora, el Gobierno español había confirmado que ese asunto se trató en algunas conversaciones pero remarcando que no se había entrado en ningún detalle. Abrams tiene previstas reuniones en el Palacio de la Moncloa con el secretario general de Asuntos Internacionales, Unión Europea, G20 y Seguridad Global de Presidencia del Gobierno, José Manuel Albares –el principal asesor diplomático de Pedro Sánchez–, y en Exteriores con el secretario de estado de Cooperación y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia.


Borrell ha recalcado que España es un Estado de Derecho, de manera que tampoco puede retirar los visados a hijos de dirigentes venezolanos tal como, según ha desvelado, también se le ha pedido.

En España, ha dicho, no se puede castigar a unos hijos por lo que hacen sus padres, «es un Estado de Derecho y el Gobierno no puede hacer lo que la Justicia no le permitiría hacer». En este sentido, hace referencia a figuras como los hijos de Vladimir Padrino, ministro de defensa chavista, quienes se encuentran disfrutando de una vida llena de lujos en Madrid. La misma ciudad en la que viven otros exfuncionarios, testaferros y empresarios relacionados con el chavismo. (La vida de lujo y juerga que se pegan en Madrid los hijos de Vladimir Padrino, ministro de defensa chavista)


La ventana abierta

A pesar de que Josep Borrell afirma que no puede «garantizar ninguna clase de inmunidad si algún ciudadano decide denunciarlos ante los tribunales o si el TPI emprende acciones contra ellos (Funcionarios chavistas)», también deja abierta la opción de que entren al país tras analizar el caso individual de cada uno de los demandantes.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores han reconocido a Periodista Digital América que para determinar si se aceptará o no a los representantes de la dictadura chavista hay que primero conocer «de qué, quiénes, cómo y cuándo se estaba hablando». En pocas palabras, no se descarta la opción de que puedan llegar a España, con la única traba de que no estarán inmunes ante la justicia internacional. Un aspecto de interés, más aún cuando muchos de los relacionados con la dictadura venezolana están acusados de crímenes de lesa humanidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído