Brasil

Bolsonaro y la religión: un proceso de Impeachment que evidencia el poder de las iglesias en Brasil

Bolsonaro y la religión: un proceso de Impeachment que evidencia el poder de las iglesias en Brasil
Bolsonaro RT

Los grupos religiosos en Brasil siempre han sido poderosos, pero la llegada de Bolsonaro ha abierto las puertas de para en par para instalarse en el poder.

Ello se ha notado más en medio del proceso de impeachment contra el gobernador de Rio de Janeiro Marcelo Crivella, obispo de una iglesia evangélica muy conocida y sobrino de Edir Macedo, fundador de dicha iglesia.(Bolsonaro da el primer paso en su reforma de las jubilaciones)

Ese religioso mega empresario, que se le calcula una fortuna de más de 1.000 millones de dólares, ya ha sido investigado por lavado de dinero, tráfico de drogas y evasión de impuestos, aunque es el dueño del segundo canal de televisión más importante de Brasil, TV Record, que fue el único medio de información que pudo hacer una entrevista al entonces candidato Jair Bolsonaro.

Tienen una agenda moral que quieren implantar: el combate contra el aborto, la ideología de género, al casamiento homosexual y controlar la educación.

En Brasil, la religión es tan importante porque han sabido llenar un espacio que el Estado ha renunciado a ocupar. Las áreas sociales del Estado prácticamente no existen y allí es donde se introduce la religión.

Aunque Bolsonaro es católico juega a dos bandas con la religión y se erige en el defensor de sus valores morales y educativos, principios que utilizó para llegar al poder.(Jair Bolsonaro destituye al polémico ministro de Educación, Ricardo Vélez Rodríguez)

El caso del Impeachment a Marcelo Crivella

La petición de Impeachment fue presentada por el abogado Pablo Filipe Morais Soares de Andrade, que acusa a Crivella de práctica de crimen de responsabilidad.

El abogado afirma que la alcaldía compró un terreno de la Caixa Económica Federal en la comunidad de Río das Pedras, en la zona oeste, sin proceso licitatorio.

La denuncia añade que la compra utilizó crédito sin autorización del Legislativo Municipal, entre otras supuestas irregularidades, como renuncia de crédito que no estaba prevista en la Ley de Directrices Presupuestarias.

En caso de que se apruebe la solicitud, todo el proceso de tramitación deberá concluirse dentro de los noventa días. El primer paso es la creación de una Comisión Procesante, que tendrá cinco días para iniciar los trabajos y notificar al alcalde. En caso de que esto ocurra, Crivella tendrá diez días para presentar la defensa previa, por escrito, indicar pruebas y testigos de defensa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído