Dictadura en Venezuela

Mike Pompeo se ve con el canciller ruso para negociar la salida de Nicolás Maduro

Mike Pompeo se ve con el canciller ruso para negociar la salida de Nicolás Maduro
Serguéi Lavrov y Mike Pompeo

Estados Unidos y Rusia son los nuevos protagonistas del juego de ajedrez sobre el futuro político de Venezuela. (Trump desmiente a Pompeo y dice que Putin no se involucrará en Venezuela)

«Maduro debe ver que esto se está desmoronando. Como ya dije antes, él todavía manda, pero de ninguna manera puede gobernar», declaró Pompeo a la prensa en Rovaniemi (Finlandia), donde discutirá esta tarde la crisis política de Venezuela con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov. Para el secretario de Estado de Trump, la situación del pueblo venezolano sigue empeorando y definió la posición de Maduro como «endeble». ( Mike Pompeo (EEUU) y Sergei Lavrov (Rusia) tratarán en Finlandia la crisis de Venezuela)

Pompeo restó importancia a la reunión que mantuvieron en Moscú el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y el canciller chavista, Jorge Arreaza, en la que aquel reiteró el respaldo del Kremlin a Maduro, al asegurar que Arreaza no representa al legítimo Gobierno de Venezuela.

«(Lavrov) en realidad no se reunió con un funcionario venezolano, se reunió con alguien próximo a Maduro, quien es un renegado, no el líder de Venezuela«, dijo Pompeo.

«Esta semana, aunque Maduro logró mantener el control del ejército en algunos aspectos, hubo muchos militares que se fueron, incluido un oficial de inteligencia de alto rango estrechamente conectado a él y con su predecesor (el expresidente Hugo Chávez)», aseveró el secretario de Esado de los EEUU, Mike Pompeo.

Estados Unidos ha instado en varias ocasiones al Ejército venezolano a que retire su apoyo a Maduro y a que se sume al alzamiento puesto en marcha el pasado martes por el líder opositor Juan Guaidó, a quien medio centenar de países reconocen como presidente interino de Venezuela.

El responsable estadounidense de Exteriores reiteró que Maduro llegó a estar preparado para abandonar el país tras iniciarse esa revuelta y que finalmente decidió no hacerlo, supuestamente tras ser convencido por el Kremlin, algo que las autoridades rusas niegan.

«Él (Maduro) sabe que el tiempo es limitado y creo que está buscando toda la influencia que pueda obtener antes de que finalmente se marche. No sé si eso pasará la semana próxima o dentro de un mes», afirmó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído