Delincuencia en Brasil

Jair Bolsonaro flexibiliza el uso de armas de fuego: «La seguridad pública comienza en casa»

La medida también elimina algunas restricciones que existían para la importación de armamento y municiones

Jair Bolsonaro flexibiliza el uso de armas de fuego: "La seguridad pública comienza en casa"
Jair Bolsonaro YT

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, firmó un decreto que flexibiliza el porte de armas para cazadores y socios de clubes de tiro, que ahora podrán dirigirse a sus centros de práctica con sus fusiles o pistolas cargadas. (Bolsonaro advierte a los argentinos: «Si votan a Cristina Kirchner se convertirán en Venezuela»)

«La seguridad pública comienza dentro de casa«, declaró Bolsonaro tras firmar el decreto, que también elimina algunas restricciones que existían para la importación de armas y municiones, la cual será reglamentada por normas que serán establecidas posteriormente. (Jair Bolsonaro: «Brasil no puede ser un paraíso del turismo gay. Si quieres tener sexo con una mujer, adelante»)

En otro de sus puntos, el decreto también permitirá el porte de armas a los miembros de las Fuerzas Armadas con más de diez años de servicio.

Según Bolsonaro, con este decreto se garantizará «el derecho individual de que cada quien que quiera tener y portar un arma de fuego lo pueda hacer«, siempre y cuando se atenga a los límites del decreto, que favorece solo a cazadores y socios de clubes de tiro.

Según dijo el mandatario, hasta ahora una persona «preparada no podía ir y volver de un club de tiro con el arma cargada«, a pesar de haber sido entrenada para manipularla en forma adecuada.

En relación a los cazadores, Bolsonaro aclaró que el decreto no legaliza esa práctica, prohibida en el país salvo en el único caso del jabalí salvaje, una especie considerada plaga en algunas zonas de Brasil.

«Nadie está liberando la caza en Brasil, que está reglamentada por una ley» sancionada en 2013 y se limita al jabalí, aclaró el gobernante.

El decreto firmado este martes complementa otro dictado en enero pasado, que ablandó las exigencias para la venta de armas a civiles, lo cual había sido una de las principales promesas de campaña del líder de la ultraderecha brasileña, que se comprometió a favorecer lo que califica de «derecho a la defensa» contra la delincuencia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído