Brutales asesinatos

Engañan a una embarazada con ropa de bebé usada, la estrangulan y arrancan al bebé del vientre

La joven fue estrangulada y el bebé, que estaba en estado grave, había sido "retirado por la fuerza" del cuerpo de su madre

Engañan a una embarazada con ropa de bebé usada, la estrangulan y arrancan al bebé del vientre
Marlen Ochoa-López

Los criminales han utilizado la bondad de una madre para hacer uno de los asesinatos más horribles de EEUU. Marlen Ochoa-López, una mujer embarazada de 19 años, desaparecida desde fines de abril, fue hallada asesinada. El mismo día en que se confirmó que su bebé, quien había sido arrancado de su cadáver, fue encontrado con vida. (Mena Mangal, la famosa experiodista afgana, asesinada a tiros a plena luz del día en Kabul)

El recién nacido fue encontrado cuando los paramédicos respondieron a una llamada de un bebé en peligro el pasado 23 de abril, el día en que Ochoa-López desapareció luego de acordar una recogida de ropa de bebé de alguien que conoció en un grupo de Facebook llamado «Help A Sista Out», informó un portavoz de bomberos de Chicago, según NBC Chicago. (¿Por qué el diario de una chica de 13 años asesinada en Auschwitz ‘cobra vida’ en Instagram?)

La oficina del médico forense del condado de Cook confirmó que los paramédicos encontraron a un bebé y que había sido identificado positivamente como el de Ochoa-López. La causa de la muerte de la madre fue por estrangulación, según informaron las autoridades.


«Creemos que fue asesinada, y creemos que el bebé fue retirado por la fuerza después de ese asesinato», explicó Anthony Guglielmi, portavoz de la policía de Chicago, según informa The Associated Press.

Guglielmi que el bebé estaba en una condición grave. Cecilia García, una portavoz de la familia, explicó a los reporteros locales que se utilizó el ADN para confirmar que el bebé era de Ochoa-López.

«Es una bendición que hayamos encontrado a Yadiel, el bebé, ese es el nombre del bebé que Marlen había elegido», dijo García. Respecto al estado del bebé, es una suerte que esté vivo, pero está grave. Ochoa-Lopez estaba embarazada de nueve meses cuando desapareció después de haberla visto por última vez al salir de la Escuela Secundaria Juvenil Latina, donde había estado tomando clases.

Se suponía que Ochoa recogería a su hijo de 3 años de edad en la guardería esa misma tarde, pero nunca se presentó, aclaró su familia, según informa NBC Chicago.

La policía de Chicago comunicó a NBC News en un comunicado que estaban investigando e interrogando a personas que posiblemente estén relacionadas con el caso, pero no pudieron hacer más comentarios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído