Corrupción en estado puro: el socialismo del siglo XXI

Desvelan los negocios del argentino investigado por EEUU por ocultar la fortuna del dictador Nicolás Maduro

Desvelan los negocios del argentino investigado por EEUU por ocultar la fortuna del dictador Nicolás Maduro
Diego Adolfo Marynberg, el millonario que investiga EEUU por ocultar la fortuna de Maduro. YT

Esta semana, el millonario financista argentino Diego Marynberg quedó en el ojo de una tormenta luego que el diario El Tiempo de Colombia revelara que está bajo la mira del Departamento de Justicia y del Tesoro de Estados Unidos por su presunta ayuda al régimen de Nicolás Maduro.

Según publicó ese medio, Marynberg colaboró con el sucesor de Hugo Chávez para mover su fortuna fuera de Venezuela.

El nombre de Marynberg figuraría entre los empresarios y funcionarios a los que el gobierno norteamericano aplicaría sanciones por colaborar con Maduro para sacar del país más de USD 1.200 millones, de acuerdo a la investigación del periódico colombiano. Bajo sospecha está la comercialización de las cajas CLAP del programa estatal de asistencia alimentaria, que estaría siendo usada para una operación de lavado de activos del régimen de Venezuela.

El listado sería dado a conocer próximamente por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) que depende del Tesoro de los Estados Unidos, según adelantó The Wall Street Journal.

Ese organismo es el que elabora la «lista negra» en la que el país del norte puso a Maduro. ¿Qué implica? Propiedades confiscadas y cuentas bancarias en territorio norteamericano congeladas, visa y entrada al país inhabilitadas, y prohibición de toda relación con personas o empresas estadounidenses.

El periódico argentino Infobae intentó comunicarse con Marynberg, quien accedió a responder una serie de preguntas a través de un cuestionario escrito enviado a la agencia de prensa española contratada por Adar Capital Partners, la cabeza de su emporio de negocios.

«No nos consta que Estados Unidos sospeche que Marynberg ayudó a funcionarios venezolanos, lo cual por otra parte es absolutamente falso. Ni Marynberg ni ninguna de sus entidades vinculadas han ayudado a ningún funcionario del Gobierno de Venezuela para enviar dinero o por cualquier otro motivo. Ni Adar Capital Partners (ACP) ni el Sr Marynberg han realizado operaciones que no sean en estricto cumplimiento con la normativa vigente», contestaron.

Asimismo, desde la firma -registrada en las islas Caimán- aseguraron que «la información publicada por el diario colombiano El Tiempo no es veraz» y adjuntaron la copia de la carta que le hicieron llegar a ese medio, desmintiéndola.

De 49 años, hasta ahora no se conocía públicamente el rostro de Marynberg hasta que Infobae lo publicó el domingo. Fue definido como «brillante» por un experto del mundo bursátil que lo conoció cuando, a principios de los 90, Marynberg trabajaba en el Instituto Argentino de Mercado de Capitales. «Estaba recién llegado de Israel. Después se casó con la hija de (Alberto) Szpolski y le perdimos el rastro», agregó la fuente consultada.

Yerno del fundador del Banco Patricios, quedó salpicado por la quiebra del Banco Medefin, que estaba en manos del grupo suizo-español Socimer, del que Marynberg era representante en el país. Parte del dinero de Socimer se usaría para sanear el Medefin y el resto sería capitalizado en el Patricios, que finalmente también terminó quebrado.

Incursión en la Venezuela chavista

Marynberg comenzó a explorar negocios en Venezuela a partir de 2006 de la mano de Hugo Chávez, atraído por la posibilidad de invertir en empresas públicas o expropiadas por el entonces mandatario caribeño.

Con un perfil de inversionista reconocido en el país, estrechó vinculaciones con bancos y tuvo una participación -según aseguran desde Adar Capital, «muy minoritaria» – en uno de los principales bancos privados de Venezuela, Mercantil Servicios Financieros CA.

Se concretó en 2006 a través de Geo Equity Opportunities Ltd, un fondo de inversión registrado en las Islas Vírgenes Británicas. «Fue una posición muy pequeña tomada hace más de 15 años a precios de mercado. Fue claramente un mal negocio por la caída en valor», explicaron sus voceros desde España.

Con Geo Equity Opportunities Ltd manejó una cartera de títulos venezolanos con alto rendimiento en aquellos años. Según precisó Marynberg por escrito, «ya no está activo».

En 2014, Adar Capital tuvo conversaciones con Goldman Sachs para elaborar una propuesta de financiamiento al Banco Central de Venezuela, mediante la venta de reservas de oro. Según precisaron desde la firma, fue «previo a la sanciones de la OFAC» y «nunca se llegó a materializar, tampoco fue aceptada ni ejecutada por ninguna de las partes ni redituó en ningún beneficio económico para Adar. La transacción -que fue una operación lícita- fue consumada con Citibank y Deutsche Bank».

En Venezuela se lo señala también como uno de los hombres detrás de la compra del tradicional diario El Universal, en enero de 2016, algo que Marynberg negó ante la pregunta de Infobae. Según explicó un periodista que tuvo que dejar el país por sus investigaciones sobre el régimen de Maduro, el diario fue adquirido –»como todos los medios que pasaron a la liga del chavismo- con empresas off shore, sin que estén identificados quiénes son realmente sus dueños».

Marynberg supo desarrollar un abanico de negocios y una cartera de activos millonarios en Europa y Latinoamérica. Su habilidad como asesor financiero le valió que lo identificaran como «Maradonna» -así, con doble «n»- entre sus clientes.

El apodo quedó plasmado en los documentos del juicio realizado en 2013 por fraude y lavado de dinero, iniciado por el banco ruso Otkritie en Londres, contra ex empleados que manipularon la compra de bonos en el canje 2010 atados al aumento del producto bruto de la Argentina, durante la gestión de Amado Boudou como ministro de Economía.

Marynberg debió declarar como testigo, en su carácter de trader de la compañía Institutional Trading Ltd (ITL), registrada en Bahamas, según consta en el fallo del juez británico Bernard Eder.

Marynberg supo desarrollar un abanico de negocios y una cartera de activos millonarios en Europa y Latinoamérica. Su habilidad como asesor financiero le valió que lo identificaran como «Maradonna» -así, con doble «n»- entre sus clientes.

El apodo quedó plasmado en los documentos del juicio realizado en 2013 por fraude y lavado de dinero, iniciado por el banco ruso Otkritie en Londres, contra ex empleados que manipularon la compra de bonos en el canje 2010 atados al aumento del producto bruto de la Argentina, durante la gestión de Amado Boudou como ministro de Economía.

Marynberg debió declarar como testigo, en su carácter de trader de la compañía Institutional Trading Ltd (ITL), registrada en Bahamas, según consta en el fallo del juez británico Bernard Eder.
Denuncias en Argentina

El nombre de Marynberg se hizo conocido en el país en 2014 cuando la Justicia puso su lupa sobre una operación de venta de bonos del Banco Central al banco suizo UBS Investment Bank, representado en el país en ese momento por Jorge Pepa. Esos bonos por USD 200 millones -según la denuncia- habrían sido recomprados por fondos de inversión representados por Latam Securities LLC, propiedad de Marynberg.

El juez Rodolfo Canicoba Corral archivó la causa porque el Banco Central informó que «nunca realizó compra de venta de títulos ni concretó operación con Latam Securities», según estableció en su resolución.

Con posterioridad, Pepa dejó su cargo en el UBS y fue contratado por Marynberg en Adar Capital.

En paralelo, en el marco de la demanda que los fondos buitres le iniciaron a la Argentina en la Justicia de Nueva York por los bonos de la deuda en default, el fondo NML le pidió al juez Thomas Griesa que citara como testigo a Marynberg en marzo del 2015.

Lo hizo en el proceso judicial conocido como discovery para detectar activos argentinos en el mundo, producto de presuntas maniobras corruptas por parte del anterior gobierno argentino, con el afán de cobrarse los bonos de la deuda impagos.

En su presentación deslizó la sospecha de que el kirchnerismo le habría dado información privilegiada a Latam Securities para la compra de títulos de la deuda externa argentina.

Voceros del gobierno anterior descalificaron la denuncia como una fake news y la atribuyeron al clima preelectoral del 2015. No solo negaron que hubiera existido una compra de bonos o negociación por parte de Latam Securities, sino que además aseguraron que no conocían a Marynberg.

Por su parte, ante la consulta de Infobae, desde Adar Capital Partners precisaron que «contrariamente a lo que se ha sostenido de manera falsa, Latam Securities ni ninguna empresa vinculada al Sr. Marynberg han operado de manera directa o indirecta con el Banco Central de la República Argentina o con el Gobierno argentino, tal como surge claramente de nuestros registros de trading». En este sentido, advirtieron que el financista «fue sujeto a una investigación en base a acusaciones falsas la cual fue desestimada por inexistencia de delito».

Agregaron que «Latam Securities realizó muy pocas operaciones en el mercado de deuda de Latinoamérica. Todas fueron a través del mercado de capitales internacional, con bancos de inversión internacionales, a precios de mercado y reportadas al ente regulador».

Donaciones a asentamientos judíos

A este financista se lo conoce en Europa por el nombre Zev Marynberg, según figura en su pasaporte israelí, país donde estudió Economía en la Universidad Bar Ilán de la ciudad de Ramat Gan, y de la que actualmente es miembro.

Judío practicante ortodoxo – el nombre Adar corresponde al sexto mes del calendario hebreo- Marynberg donó, entre 2011 y 2014, al menos 13,5 millones de euros a cinco organizaciones de la ultraderecha israelí implicadas en la colonización de territorios en Cisjordania, según una investigación del diario israelí Hareetz publicada en junio de 2016. Lo hizo a través de la Fundación Adar constituida en Panamá en 2004 y que tiene a Marynberg como secretario y a su hermano Sergio como tesorero.

La principal beneficiada fue la Fundación para la Consolidación del Ideal Sionista (FNZI, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro dirigida por Zeev Zambish Hever, ex miembro del grupo terrorista Jewish Underground y principal financiador de la mayoría de construcciones para ciudadanos judíos en los territorios ocupados.

En su respuesta a la consulta de Infobae, desde Adar Capital respondieron: «Durante las últimas dos décadas y media el Sr. Marynberg ha sido un activo benefactor de instituciones educativas, hospitalarias y religiosas en Israel, entre otras. Ninguna de estas donaciones tiene relación alguna con factores políticos. Las universidades y hospitales que reciben asistencia no hacen distinción alguna de credo, tal como está establecido en las leyes fundamentales del Estado de Israel. El Sr. Marynberg continúa desarrollando esta actividad benéfica que nunca ha sido objetada, cuestionada o investigada por autoridad alguna. Dicha actividad solo se realiza con fondos propios o de sus empresas en estricto cumplimiento con las normas vigentes donde se realizan».

Viajero frecuente

Marynberg reparte su vida entre Nueva York, Buenos Aires, con frecuentes escalas en Europa. Así lo reflejan los registros de sus salidas e ingresos de Argentina en avión, con más de una docena de viajes anuales promedio desde el país hacia el exterior. El pico lo tuvo en 2006 y 2007, con 16 salidas aéreas por año a Estados Unidos, distintos países europeos y de la región.

Mientras que Alemania es uno de sus principales destinos a partir del 2015, en los últimos 10 años, los países a los que más voló, fueron Estados Unidos, Uruguay y Venezuela. Hasta ahora no tuvo problemas para ingresar al país del norte.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído