Dictadura en Venezuela

Exdiputado venezolano muestra en la OEA las pruebas de la masacre de Óscar Pérez, el militar que retó a Maduro

Wilmer Azuaje presentó a Luis Almagro evidencias fotográficas y de video del operativo de las fuerzas chavistas en el asesinato

Exdiputado venezolano muestra en la OEA las pruebas de la masacre de Óscar Pérez, el militar que retó a Maduro
Wilmer Azuaje y Luis Amagro, a su lado Óscar Pérez

Óscar Pérez es recordado como un símbolo de la resistencia venezolana contra la dictadura de Nicolás Maduro, mientras que su asesinato, una prueba más de la brutalidad de un régimen que desde hace tiempo apela a la violencia para responder a cada expresión contraria al chavismo. (Publican las fotos del cadáver (tiroteado) de Oscár Pérez ejecutado tras alzarse contra Maduro)

El miércoles el ex diputado por el estado Barinas, Wilmer Azuaje, entregó a Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), un informe sobre la masacre del Junquito, en la que fue asesinado Pérez y su grupo. (Venezuela: La detención arbitraria del periodista Isnardo Bravo relacionada con el caso de Oscár Pérez)

«Estamos haciendo entrega al doctor Almagro de las pruebas fehacientes fotográficas y video de la masacre del Junquito, donde se evidencia cómo asesinaron vil y cobardemente al grupo de Óscar Pérez. También en el informe estamos demostrando cómo el régimen dictatorial tortura a los presos políticos, tanto civiles como militares«, relata el dirigente opositor venezolano, en un video que divulgó en su cuenta de Twitter, en el que se lo puede ver junto al diplomático uruguayo revisando el informe.

«Son pruebas que tienen que ser presentadas en la Corte Penal Internacional para que el mundo vea que somos un pueblo desarmado y necesitamos el apoyo de todos», agregó.

Pérez, inspector de la Policía científica, se alzó en junio de 2017 contra el dictador Nicolás Maduro, cuando sobrevoló Caracas con un helicóptero de ese cuerpo policial y mostró un mensaje llamando a la desobediencia civil.

Desde entonces se encontraba huyendo de las autoridades y el Gobierno venezolano tenía emitida un alerta nacional e internacional para su captura.

En varios vídeos publicados en las redes sociales, pidió durante meses al pueblo y a los militares que salieran a las calles para acabar con la «tiranía» chavista.

En su última acción antes de ser masacrado, Pérez asaltó junto a sus hombres un cuartel militar, del que sustrajo armamento y en el que sometió a los soldados sin agredirlos y les recriminó su apoyo a Maduro, según una grabación de los hechos que él mismo difundió.

Finalmente, el 15 de enero de 2018 murió emboscado por las fuerzas chavistas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído