La cruda carta de un funcionario público a Nicolás Maduro demuestra hasta dónde pueden llegar las miserias del chavismo

La cruda carta de un funcionario público a Nicolás Maduro demuestra hasta dónde pueden llegar las miserias del chavismo
Nicolás Maduro PD

El descontento al régimen chavista y sus promesas incumplidas llegan hasta el interior de las instituciones públicas. En un intento desesperado por llamar la atención de Nicolás Maduro y saltar las barreras de la burocracia, el funcionario chavista Wilmer Camacho ha publicado en las redes sociales la carta que le envió al dictador venezolano para solicitarle una vivienda digna. Una propiedad a la que no ha podido acceder a pesar de que él, y su esposa, han trabajado durante años para la ‘revolución bolivariana’.

Camacho explica que, a pesar de estar inscrito en el carnet de la patria (identificación creada por el chavismo para acceder a la cartilla de racionamiento) y de tener una trayectoria de 13 años en el Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Movimientos Sociales, tiene que abandonar el inmueble donde se encuentra alquilado, por lo que no tiene a dónde llevar a su esposa y a sus cuatro hijos. «Presidente me veo en la necesidad de escribir estas líneas porque como todo padre quiero una estabilidad social para mis hijos e hijas», explica.

La carta del funcionario chavista es una de las miles de quejas que se han registrado en las redes sociales bajo la etiqueta #SoyChavistaSinVivienda. Una campaña digital que ha encendido las alarmas bolivarianas, quienes han rápidamente movilizado a sus redes sociales oficialistas para ocultar el hashtag y poner en su lugar otro favorable para vender una imagen irreal de Venezuela: #2M700MilViviendasParaElPueblo.

El Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información también se sumó a la contracampaña y afirmó que «pese al bloqueo económico impuesto por los EEUU, la respuesta del Gobierno Bolivariano es la protección del pueblo. Hoy entregamos la vivienda 2 millones 700 mil garantizando el vivir bien del pueblo venezolano». Los usuarios han sido los primeros en denunciar las mentiras del régimen chavista. Es importante recordar que, para 2017, la construcción de casas en Venezuela se detuvo en 95%, tanto en el sector público como en el privado. La prueba más clara del parón que vive el sector inmobiliario es que el año pasado solo se construyeron 5.000 viviendas, según estimaciones de la Comisión de Infraestructura, Vivienda y Hábitat (Civh). Una cifra que sólo ha ido en pícado durante el año anterior.

Uno de los principales problemas que tiene la construcción de viviendas en Venezuela tiene que ver con la falta de materiales disponibles para dicha tarea. Según estimaciones de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, industrias clave como la que produce láminas de hierro trabajan a 5% de su capacidad instalada, misma situación que atraviesa el cemento a raíz de las expropiaciones de las fábricas productoras por parte del gobierno.

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído