El nuevo drama venezolano: desaparecidos atravesando el Río Bravo

El nuevo drama venezolano: desaparecidos atravesando el Río Bravo
Venezolanos cruzando el Río Bravo PD

Paralelo a la crisis, a los dimes y diretes, a los análisis y largos estudios, los debates y las denuncias, existe una población ajena, que pareciera obviar cada uno de estos hechos y que está decidida a sobrevivir. Algunos lógicamente lo hacen persistiendo en su realidad diaria. “Aguantando la pela” dice el refrán popular. Otros desesperados, cansados, obstinados de la repetición de una situación cada vez más insostenible, deciden irse, prácticamente huyen de un gobierno, de unos “lideres”, de una dirigencia política que no satisface sus requerimientos. Algunos van tras ese familiar o ser querido en otras latitudes, buscando recomponer una familia destruida tras 20 años, dizque revolucionarios. Otros inician la aventura sin saber que se van a encontrar y como me decía recientemente una persona recién llegada de un naufragio de una isla, de donde fue expulsado, “prefiero morir en alta mar, o en el desierto de una frontera a quedarme en Venezuela, igual aquí, es lo que me espera si me quedo”.

Es definitivo, odioso, no gusta cuando lo digo, los discursos no colman ni bastan. Esta población no cree en palabras, “no más” dicen. Para ellos la retórica es hueca, falsa. “Esto no cambia, no pasará nada, esto se jodio…”

EL PASO  

Una nueva parada en este drama ha aparecido últimamente: México. No para quedarse allí sino para ingresar a los Estados Unidos.

Muchos venezolanos, cuyas visas se vencieron. Hay quienes la tienen, no así sus seres queridos con los que decidieron irse. Otros que les negaron la renovación y muchos imposibilitados de perder varios días en Bogotá para obtenerla nuevamente, se aventuran a pasar “mojados” por el Rio Bravo.

Los venezolanos son la nueva mercancía de los conocidos y legendarios “coyotes”.

MÉXICO, LA NUEVA PARADA

Hace 20 años, era verdaderamente extraño encontrarse algún venezolano en esa inhóspita frontera México-Estados Unidos.

Se van alegando razones políticas. La excusa del Asilo ya no es creíble. Justifico la huida, sin embargo todos sabemos que solo el 1% puede probarlo fehacientemente.

En un reportaje de la cadena UNIVISIÓN se lee “Solo entre 2015 y 2018, el gobierno estadounidense recibió al menos 70,000 casos de asilo de oriundos de ese país, convirtiéndose en una de las nacionalidades que más solicitan dicha protección, por debajo de Afganistán, Siria e Irak, reportó Univision Noticias en octubre. La ayuda, sin embargo, les ha llegado a cuentagotas: apenas 328 venezolanos consiguieron el estatus en 2016. Señala también el reportaje que “el portavoz de la Organización Joel Millman detalló el aumento interanual de venezolanos fallecidos cuando viajaban hacia islas fronterizas o vecinas con su país de origen. El año pasado contamos dieciocho muertos en el Caribe. A finales de esta semana son ciento cuarenta y tres, una cifra casi diez veces superior a las fatalidades que sufrimos el año pasado”.

RIO BRAVO, DONDE LA MUERTE ACECHA

Otra nota de un medio de comunicación refiere que La Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos reportó haber encontrado varios cadáveres a través de la vía fluvial del río Bravo este mes de junio. El nivel de las aguas del río y sus cauces han aumentado recientemente con la liberación de agua de las presas, una situación que ocurre anualmente durante la temporada de riego de verano.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído