LA DICTADURA DE NICOLÁS MADURO

Las primeras palabras del presidente electo de Guatemala al ser expulsado de Venezuela: «Es un narcoestado»

Las primeras palabras del presidente electo de Guatemala al ser expulsado de Venezuela: "Es un narcoestado"
Alejandro Giammattei, presidente electo de Guatemala.

La dictadura chavista cada vez deja menos argumentos a sus defensores a ultranza, ya no guarda ni las apariencieas.

El presidente electo de Guatemala, Alejandro Giammattei, acusó este sábado al dictador venezolano, Nicolás Maduro, de “desestabilizar” a varias naciones de Latinoamérica, como Ecuador y Colombia, y de dirigir un “narcoestado” que contamina con sus trazas de droga al país centroamericano.

Al aterrizar en Guatemala tras su fallido viaje a Venezuela, Giammattei arremetió contra el régimen de Maduro, a quien no reconoce como mandatario. “Muchos de los males que tenemos en inseguridad en el país (Guatemala) se lo debemos a un narcoestado”, sostuvo, pues así consta en “reportes de inteligencia” que dice haber visto en sus dos meses como presidente electo.

Además, Giammattei adelantó que presentará una protesta ante la Organización de Estados Americanos (OEA) por la violación de sus derechos humanos por parte del Gobierno de Maduro, que no le permitió el ingreso a Venezuela este sábado por la mañana, cuando intentó hacerlo con un pasaporte italiano, ya que cuenta con la doble nacionalidad.

El futuro mandatario guatemalteco aseguró que el trato que recibió en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Caracas “comprueba que si esto (la expulsión) se lo hacen a una persona que de alguna manera tiene alguna cobertura mediática, imagínense si lo hace una persona común y corriente”, y mencionó que él había sido invitado hace un par de semanas por el propio Juan Guaidó, líder de la Asamblea Nacional venezolana.

Giammattei había anunciado horas antes de intentar su ingreso a Venezuela, desde el asiento de un avión de la compañía aérea Copa procedente de Panamá, que “si Maduro nos deja entrar” invitaría a Guaidó, a quien considera presidente legítimo del país sudamericano, a su toma de posesión el 14 de enero, mientras que al primero le pediría la liberación de los presos políticos porque “no podía no reclamar su libertad”.

También dijo que fue a Venezuela porque cree en la democracia, por lo que consideró inaudito que no le hayan permitido ingresar y que haya tenido que vivir “48 minutos de tensión”.

Por su parte, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, calificó como «una torpeza» impedir «el ingreso al país del primer mandatario electo de Guatemala, Alejandro Giammattei».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído