La aportación de España para derrumbar el fraude electoral de Evo Morales en Bolivia: 35.000 dólares y un exembajador

La aportación de España para derrumbar el fraude electoral de Evo Morales en Bolivia: 35.000 dólares y un exembajador
José Luis Rodríguez Zapatero y Evo Morales PD

El fraude electoral de Evo Morales se tambalea. El Gobierno de España ha enviado a Bolivia al exembajador de España en ese país Carmelo Angulo para colaborar con la auditoría que realizará la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los resultados de las elecciones presidenciales del 20 de octubre. El Gobierno español va a contribuir a financiar la auditoría con 35.000 dólares, han informado a Europa Press fuentes de la Oficina de Información Diplomática (OID).

«Vamos a mandar a una persona con amplia experiencia en ese país para ayudar a que ese análisis esclarezca la situación», ha dicho este lunes el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en funciones, Josep Borrell, en declaraciones a los periodistas tras asistir a un desayuno informativo. Se trata de Carmelo Angulo, que fue embajador en Bolivia entre 1990 y 1993 y que ya se reunió en La Paz con el canciller boliviano, Diego Pary. Angulo, de 72 años, ha sido también embajador en Argentina, Colombia y México y actualmente, pasada la edad de jubilación, es socio director de una empresa de diplomacia corporativa.

Borrell ha destacado la amplísima experiencia de Angulo y ha evitado especular sobre la situación que vive Bolivia, sin querer pronunciarse sobre si será posible que el país vuelva a la estabilidad sin que se celebre una segunda vuelta. El presidente del país, Evo Morales, fue declarado ganador de los comicios por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) con un 47,08 por ciento de los votos, mientras que su principal rival, Carlos Mesa, quedó en segundo lugar con un 36,51 por ciento de los sufragios.

La legislación electoral boliviana establece la victoria directa en primera vuelta del candidato que logre más del 40 por ciento de votos y diez puntos de ventaja frente a su rival, lo que daría la victoria directa a Morales sin necesidad de la segunda vuelta que exigen la oposición y organismos como la propia OEA. Las alarmas saltaron durante la noche electoral cuando el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) se interrumpió durante más de 23 horas. Al reanudarse, la última fase del recuento amplió la victoria a favor de Morales y eso ha motivado protestas de la oposición.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído