LA CRISIS POR LA DICTADURA EN VENEZUELA

Miseria política en la Venezuela chavista: El gobernador populista y padre del canterano del FC Barcelona que canta a lo Bad Bunny

La mayor muestra del populismo en Venezuela ejercida por un gobernador del partido de Nicolás Maduro

Miseria política en la Venezuela chavista: El gobernador populista y padre del canterano del FC Barcelona que canta a lo Bad Bunny
Rafael Lacava cantando a lo Bad Bunny.

El máximo representante del populismo chavista, Rafael Lacava, volvió a darse un baño de masas en un evento en el que participaba como gobernador del estado venezolano de Carabobo, pero que terminó actuando como el reguetonero Bad Bunny este sábado 16 de noviembre.

Un hombre que está obsesionado con el conde drácula y ha relacionado todo tipo de obras públicas con el famoso vampiro, incluida una luz murciélago «dracuseñal», se mostró emocionado en un concierto de la ExpoValencia 2019.

Mientras Venezuela se cae a pedazos, Lacava se manifiesta constantemente en sus redes sociales ejerciendo como un político que peronaliza toda la gestión pública de su estado bajo su imagen, y a los que recuerdan la tragedia humanitaria que vive el país caribeño reciben la calificación de «pavosos» por parte del miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Rafael Lacava es padre de Matías Lacava, canterano del FC Barcelona (y ahora es ficha del Benfica FC), y los lujos que han vivido sus familiares están muy lejos de la triste realidad del estado Carabobo y de toda Venezuela.

Hace algunos años ya El Mundo dedicó un significativo artículo que demuestra los vínculos de la familia Lacava con la burguesía catalana, donde «disfrutan de la vida pequeñoburguesa de Barcelona».

Está casado con la también chavista Nancy González, y juntos son padres de cuatro hijos que según publicaba El Mundo hace algunos años, estudian en el St. Peter’s School de Barcelona, una escuela privada y muy elitesca, donde los niños entre 12.980 y 15.500 euros al año según la edad que tengan, más los derechos de inscripción, que se pagan una sola vez y cuestan unos 3.000 euros.

Los vicios al espectáculo y al poder

El amiguete de Maduro es un vicioso del espectáculo y hace pocos días Lacava asistió a un estadio de béisbol en Valencia, capital de Carabobo, para la jornada inaugural de Magallanes frente a los Bravos de Margarita y recibió el rechazo de muchos de los asistentes, incluyendo a Frank Díaz.

El bateador designado de los insulares se encontraba en el dugout visitante cuando Lacava se presentó en el centro del diamante y un compañero de equipo lo grabó justo cuando arremetía contra el político, calificándolo de «drogadicto».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído