La salida de Evo Morales permite recuperar la diplomacia con el vecino norteamericano

Bolivia logra nombrar a su primer embajador en EEUU tras once años

Bolivia logra nombrar a su primer embajador en EEUU tras once años
Karen Longaric y Walter Oscar Serrate Cuellar PD

La salida de Evo Morales está permitiendo recuperar la normalidad política de Bolivia. El Gobierno interino anunció el nombramiento de un embajador en Estados Unidos por primera vez en once años, después de que el anterior fuera expulsado por Washington a raíz de un conflicto diplomático durante el Ejecutivo de Evo Morales.

Walter Oscar Serrate fue designado embajador de Bolivia en Washington por el Gobierno interino de Jeanine Áñez en un cambio radical de la política exterior del país respecto a los casi catorce años en el poder de Morales, quien renunció a la Presidencia el pasado de 10 noviembre forzado por las Fuerzas Armadas.

La Cancillería de Bolivia comunicó por Twitter el nombramiento, sin precisar cuándo se produjo, en un mensaje con una imagen de la canciller interina, Karen Longaric, junto a Serrate. El mensaje en la red social destaca que el nuevo «embajador extraordinario con representación plenipotenciario» fue representante permanente de Bolivia ante la ONU.

Fuentes de la cancillería aseguraron a Efe que no está previsto por ahora algún pronunciamiento en detalle sobre la designación, que tiene que se ratificada por el Senado boliviano. Bolivia y Estados Unidos rompieron relaciones entre embajadores en 2008, cuando el Gobierno de Evo Morales expulsó al embajador estadounidense Philip Goldberg tras acusarlo de supuesta conspiración, algo que fue negado por Washington.

En respuesta a esa acción de Bolivia, el Gobierno de George W. Bush respondió de la misma manera con el representante boliviano, Gustavo Guzmán. Tras ese incidente ambos países han mantenido relaciones únicamente a nivel de encargados de Negocios. En 2011, bajo el Gobierno de Barack Obama, Bolivia y Estados Unidos firmaron un acuerdo marco de respeto mutuo por el que se fijaban algunos pasos para la restitución de relaciones que debían finalizar con una reposición de embajadores.

Pese a aquel intento, el Gobierno de Morales criticó varias veces a Estados Unidos por una supuesta intromisión en asuntos internos en temas como el narcotráfico o la calidad democrática.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído