Los diputados chavistas atacaron a la delegación española por solicitar unas elecciones transparentes

Vídeo: El valiente Javier Maroto (PP) monta una buena trifulca cargando contra Maduro en la mismísima Asamblea Nacional de Venezuela

Javier Maroto vivió en primera persona la censura y represión que existe en Venezuela contra toda persona que enfrente al régimen de Nicolás Maduro. El senador del Partido Popular mostró su postura crítica, en la Asamblea Nacional de Venezuela, contra el líder bolivariano, no que desencadenó inmediatamente en una fuerte trifulca donde los diputados chavistas la emprendieron a gritos contra la delegación de parlamentarios españoles desplazados a Caracas [integrada además por los diputados populares Ignacio Echániz, Belén Hoyo y Valentina Martínez Ferro].

El senador español defendió con firmeza la libertad en el país caribeño y anunció que su formación promoverá «sanciones adicionales» por parte de la Unión Europea para los jerarcas del régimen. Ante las miradas inquicidoras de los chavistas, Maroto siguió y afirmó que su «enorme orgullo» por participar en el encuentro con los diputados venezolanos y defendió la celebración de «elecciones presidenciales libres para devolver la democracia en este país». «No estáis solos», garantizó. Sin embargo, en las dictaduras no se aceptan las voces disidentes, por lo que en sólo segundos los diputados del chavista respondieron con una bronca monumental, abucheando y gritando «¡fascista!» y «¡racista!» al parlamentario español, entre otros insultos. En medio de la trifulca, en las imágenes en televisión se pudo ver incluso a un diputado que se quita la americana y a punto estuvo de llegar a las manos en mangas de camisa.

Lejos de caer en la provocación o en el miedo, Maroto respondió subiendo el tono de la voz por encima del griterío para «apoyar al presidente Guaidó y al pueblo venezolano que no está representado por quienes gritan, calumnian y mienten». «Leemos el odio en esas caras -continuó-. Cada grito pronunciado por ellos es la indignidad». Mientras, los opositores a Maduro respaldaron a Maroto con aplausos y gritos de «¡libertad!».

La algarada siguió después con la intervención de Ignacio Echániz y el resto de los parlamentarios españoles. Además de estos, intervinieron representantes de países como Italia, Suiza, Argentina, Costa Rica y Nicaragua. El grupo chavista trató de boicotear la sesión en la Asamblea, pero no pudo evitar que los parlamentarios internacionales fijaran posición sobre la falta de libertad en Venezuela. El diputado de Costa Rica, Drago Dolavesco, leyó el manifiesto a favor de la democracia en el país.

 

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído