El gobierno interino está cumpliendo su promesa de agilizar unas votaciones

Bolivia nombra a las nuevas autoridades del Tribunal Electoral

Bolivia nombra a las nuevas autoridades del Tribunal Electoral
El Parlamento de Bolivia PD

La Asamblea Legislativa de Bolivia eligió a los seis miembros de un nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE) en medio de fuertes pugnas políticas con el partido del expresidente Evo Morales y de cara a los nuevos comicios presidenciales de 2020. En la sesión se eligieron a seis miembros titulares y otros seis suplentes de entre más de 300 candidatos. De ellos, tres deben ser mujeres y al menos dos de condición indígena o campesina, como establece la Constitución boliviana.

Los elegidos son Óscar Hassenteufel Salazar, Francisco Vargas Camacho, Daniel Atahuichi Quispe, Angélica Ruiz Vaca Diez, Rosario Baptista Canedo y Nancy Gutiérrez Salazar, quienes se sumarán a la labor que ya desempeña Salvador Romero, autoridad electoral delegada por la presidente transitoria Jeanine Áñez.

El nuevo TSE tendrá la misión de fijar la fecha de los comicios en los que se elegirá a un nuevo presidente y se renovará la totalidad del legislativo. Horas antes, se solicitó una ampliación del plazo de dos a 10 días para la elaboración del calendario electoral, informó el vocal Salvador Romero.

Las elecciones del 20 de octubre fueron anuladas después de que una auditoria de la Organización de Estados Americanos (OEA) concluyera que hubo una “manipulación dolosa” de los resultados en favor de Morales, quien buscaba un cuarto mandato. El supuesto fraude electoral desató fuertes protestas de opositores y partidarios que derivaron en la muerte de 35 personas. El ex mandatario se vio obligado a renunciar el 10 de noviembre y se asiló inicialmente en México.

La presidenta del TSE previo, María Eugenia Choque, se encuentra detenida junto a otros jueces, todos procesados por fraude. Morales no podrá participar en los nuevos comicios al haber agotado los dos períodos que le correspondían constitucionalmente. El político, ahora refugiado en Argentina, es jefe de campaña de su partido Movimiento al Socialismo (MAS), que aún no ha elegido a su futuro candidato. Se anticipaban pugnas en el debate legislativo debido a la dura confrontación entre el MAS que controla la mayoría en las dos cámaras y las bancadas minoritarias, entre ellas Unidad Demócrata (UD) de la presidenta interina Jeanine Áñez.

Las pugnas han sido más bien al interior del MAS, que ha quedado dividido. La caída del primer presidente indígena no solo dejo fracturado a su partido, sino que también abrió un nuevo escenario político en el que la oposición parece tener una mejor oportunidad luego de estar relegada durante casi 14 años del gobierno de Morales. Añez asumió el gobierno interino con la misión de organizar elecciones “limpias, justas y transparentes” y su mandato concluirá una vez que se elija al nuevo presidente.
Un poco más temprano la mandataria pidió en un acto público que se elijan a las nuevas autoridades por sus méritos profesionales.

Una vez conocido el calendario electoral los partidos presentarán a sus candidatos y lanzarán a una campaña en la que el gran ausente será Morales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído