Los deslices, pifias y exageraciones de la correción política

Y ahora me entero que soy imbécil…

Una campaña patrocinada por el Ayuntamiento socialista de Gijon

Ahora vendrán con interpretaciones complejas, para justificar el mensaje

Varón, español, blanco y heterosexual… Escribe Antonio Pavón, conocido en los ámbitos de Internet como «Doctor iPhone«, que esas cualidades o características conformaban hasta hace poco, en España, a un tipo normal, corriente y del montón. Pero se acabó.

Al parecer, ahora definen a un sujeto raro: a un imbécil.

La imagen que acompaña esta nota ha sido tomada en la ciudad asturiana de Gijón y corresponde a una campaña de publicidad callejera patrocinada por el ayuntamiento de la localidad.

Por lo visto, para la alcaldesa socialista y buena parte de los miembros de su corporación, si no eres puta, negro, marica, moro, sudaca o mujer, sólo puedes ser un imbécil.

Ahora vendrán con interpretaciones complejas, para justificar el mensaje, que literalmente y tomado en sentido inverso no es otro que si eres varón, español, blanco, y heterosexual, eres tonto rematado.

La pregunta que se hace Pavón tiene su lógica:
¿Y después de esto, cuantos funcionarios y políticos imbéciles nos podíamos ahorrar para pagar menos impuestos?

Quizá sea necesario aclarar que todo se inició cuando la Asociación de Diseñadores Gráficos de Asturias y las Escuelas de Arte de Oviedo y Avilés, instaron a diversos «creadores» a plasmar artísticamente el lema «¿diferentes?», con el objetivo de realizar una muestra callejera.

Recogieron 89 propuestas, alguna brillantes y otras desquiciadas, como la que muestra el cartel de la foto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído