Comunidad de Madrid

La Comunidad comprueba en Colombia los avances de la cooperación madrileña

Gabriel Fernández Rojas realiza visita oficial a Colombia

Gabriel Fernández Rojas, vice consejero de Inmigración y Cooperación de la Comunidad de Madrid, visitó en Cali un centro de atención a víctimas del reclutamiento forzoso de los grupos armados irregulares gestionado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). El objetivo de este proyecto es ayudar a los menores, para lograr su inserción social, ofrecerles la oportunidad de aprender un oficio y crear su propia empresa que les permita trazar una nueva ruta de vida.

Fernández Rojas compartió la tarde del domingo con más de 200 jóvenes que tuvieron la oportunidad de mostrarle al viceconsejero su agradecimiento por poder asistir a clases de oficios como carpintería, cocina o corte y confección en el centro habilitado en Cali gracias a la aportación de la Comunidad de Madrid. Para ellos, recibir esta formación significa que en un futuro próximo pueden tener un trabajo que les permita desarrollar sus habilidades pero, sobre todo, como señalaban muchos de ellos, olvidar sus experiencias de una vida marcada por la violencia. A través de demostraciones culinarias típicas de la ciudad colombiana como el jugo de Lulo o las empanadillas y, también artísticas, como «canciones raperas» en las que se refleja su dolor y su esperanza, los jóvenes manifestaron su agradecimiento a todos los madrileños, por lograr que con este es programa, no sólo ellos, sino cerca de 360 chicos y 120 chicas, puedan salir de situaciones de riesgo y vulnerabilidad.

La intervención del Estado Colombiano en el tratamiento y atención de los niños y jóvenes desvinculados de los grupos armados irregulares se enmarca dentro de los compromisos adquiridos internacionalmente por el país para asegurar la prevalencia de los derechos de los menores. A este compromiso se suma la Comunidad de Madrid con una dotación de 346.566 euros destinados a este proyecto educativo que tiene su sede en la ciudad de Cali.

El lunes por la mañana, Gabriel Fernández Rojas, mantuvo una reunión con representantes de la Fundación Carvajal y Fundación Codespa para intercambiar experiencias y conocer de cerca el trabajo que, gracias a la Comunidad de Madrid, desarrollan a favor de la población desfavorecida en la ciudad de Cali.

Tanto el presidente de la Fundación Carvajal, Eduardo Pizarro como la directora de la Fundación Codespa en esta ciudad, Beatriz Agüera, y el equipo de trabajo que lleva a cabo el programa, explicaron al viceconsejero los resultados del fortalecimiento del tejido socioeconómico de la zona de La Ladera, que cuenta con una aportación de 797.786 euros del Ejecutivo regional, y beneficia a un total de 5.000 personas que viven en condiciones de pobreza.

En este caso, la cooperación madrileña está orientada, por un lado, al desarrollo de estrategias pedagógicas que mejoren la formación básica de las mujeres, además de a la preparación de las personas encargadas de atender los hogares de acogida a menores; y por otro, al saneamiento y mejora de las condiciones de vida y urbanísticas de una zona de la ciudad donde los asentamientos de personas desplazadas cada vez son más numerosos.

Para conocer de cerca la zona, el viceconsejero estuvo en una de las casas habilitadas para la atención de menores hogar dirigido por Gladys, una mujer colombiana que forma parte de las 34 que participan en el programa y que recibe formación para optimizar las condiciones de vida de los niños y, por ende, de todas las familias que forman parte de esta comunidad de la Ladera.

Asimismo, el viceconsejero visitó las instalaciones de la Corporación el Señor de los Milagros, ubicada en el barrio de El Retiro, un centro donde reciben atención cerca de 500 menores, y que, gracias a la metodología y empleo de objetos tan sencillos como muñecos de peluche, música, libros y otras herramientas de trabajo, reciben una educación adecuada a sus circunstancias sociofamiliares.

Por último, el lunes Fernández Rojas mantuvo una reunión con padres y madres de familia que llevan a sus hijos a la Corporación Educativa Popular Cali, una entidad sin ánimo de lucro creada con el propósito de favorecer la integración de alumnos de bajos recursos económicos muchos de ellos con familia en España y que recibe apoyo de la Comunidad de Madrid para poner en marcha, entre otras iniciativas pedagógicas, un estudio que permita evaluar la incidencia de los procesos migratorios en las familias residentes en el Barrio Terrón Colorado Comuna 1, y el desarrollo educativo de los menores que se ven afectados por una ruptura familiar.

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído