En Argentina no son legales los enlaces homosexuales

La primera boda gay latinoamericana se celebra en La Patagonia

Freyre, de 39 años, y Di Bello, de 41, son portadores del VIH

La primera boda gay latinoamericana se celebra en La Patagonia
Boda gay.

"Estamos muy felices y orgullosos", aseguró a la televisión José María Di Bello, quien ayer contrajo matrimonio con el también argentino Alex Freyre gracias a una autorización especial de la gobernadora de Tierra de Fuego

Con un marco incomparable de increíble belleza natural en Tierra de Fuego. El primer casamiento entre personas del mismo sexo en Latinoamérica se celebró ayer en Ushuaia, en el extremo sur de Argentina, según confirmó uno de los contrayentes. La noticia desató inmediatamente una polémica, a la que se sumó Eduardo Sambrizzi, que representa a la Corporación de Abogados Católicos, quien aseguró que el casamiento «es nulo» ya que la ley argentina no permite casarse a personas del mismo sexo.

«Lo ocurrido en Ushuaia es un show», destacó Sambrizzi a la edición digital del diario La Nación.

«Estamos muy felices y orgullosos», aseguró a la televisión José María Di Bello, quien ayer contrajo matrimonio con el también argentino Alex Freyre gracias a una autorización especial de la gobernadora de Tierra de Fuego, Fabiana Ríos, ya que en Argentina no son legales las bodas homosexuales.

AMBOS TIENEN SIDA

Freyre, de 39 años, y Di Bello, de 41, tenían previsto casarse en Buenos Aires el 1 de diciembre pasado, cuando se conmemoró el Día Internacional de Lucha contra el sida, enfermedad que ambos padecen, pero resoluciones judiciales contradictorias llevaron a que el Registro Civil de la capital argentina no concretase el matrimonio.

«Acabamos de casarnos», sostuvo Di Bello al anunciar la boda al canal de televisión Todo Noticias, antes de señalar que el matrimonio se concretó gracias a la gobernación de la provincia de Tierra del Fuego, cuya capital es Ushuaia.

Di Bello agradeció a la gobernadora Ríos, quien ordenó por decreto casar a la pareja al Registro Civil, después de que éste le negara un turno para hacer efectivo ese trámite.

«Sabíamos que la gobernadora es una persona que simpatiza con esta causa y le estamos sumamente agradecidos», subrayó.

Di Bello indicó que el matrimonio fue organizado «con reservas» para evitar «el duro momento» que la pareja atravesó cuando el pasado día 1 no pudo concretar su sueño en Buenos Aires.

TEMEN OBJECIONES JUDICIALES

«Esperamos que no haya nuevas objeciones judiciales», destacó, y manifestó su deseo de que éste sea el primer paso para que otras parejas de homosexuales puedan contraer matrimonio en el país.

En la actualidad, en cuatro ciudades de Argentina se reconoce la unión civil entre personas del mismo sexo, lo que no es equiparable jurídicamente al matrimonio.

La Ley de Unión Civil de la ciudad de Buenos Aires, aprobada a finales de 2002, supuso el primer antecedente en el país y el primer reconocimiento de las parejas homosexuales en Latinoamérica.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído