La crisis europea no golpeará por ahora los mercados agropecuarios

El sector agrícola en América Latina tendrá un fuerte crecimiento

Según la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación

El sector agrícola en América Latina tendrá un fuerte crecimiento
Sector agrícola.

La crisis europea no golpeará los mercados agropecuarios de América Latina, algunos de cuyos sectores crecerán incluso con fuerza en Argentina, México, Brasil, Colombia, Chile y Guatemala

La crisis europea no golpeará por ahora los mercados agropecuarios de América Latina, algunos de cuyos sectores crecerán incluso con fuerza en Argentina, México, Brasil, Colombia, Chile y Guatemala, dijo hoy la FAO a DPA.

«Va a haber un efecto, pero el sector agropecuario tiene la particularidad de ser muy estable», subrayó Salomón Salcedo, oficial principal de Políticas para América Latina de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En Argentina, tras dos años de conflictos en el sector rural, la FAO proyectó incluso un alza de 38 por ciento en la producción agrícola para 2010.

En Paraguay y Uruguay los aumentos sumarán 24 y 16 por ciento, respectivamente. En Brasil y Chile, en contraste, los incrementos oscilarán entre 5,9 y 4,0 por ciento.

Salcedo agregó que las proyecciones agrícolas futuras dependerán crecientemente de la especulación financiera, el cambio climático y la mayor ocurrencia de desastres naturales, como los huracanes.

«La volatilidad llegó para quedarse, no hay vuelta atrás», insistió e instó a los gobiernos a adoptar políticas contra cíclicas que permitan un mejor manejo del riesgo financiero y agroclimático.

En relación a la ganadería, las previsiones de FAO apuntan a un panorama diferenciado por países.

Argentina continuará contrayendo su producción, mientras Brasil presentará expectativas favorables gracias al crecimiento de los cultivos de granos y oleaginosas, que apoyan una ganadería intensiva.

En los sectores pecuarios y acuícolas las perspectivas son distintas, según Alejandro Flores, Oficial de Pesca y Acuicultura de la Oficina para América Latina de la FAO.

La pesca extractiva mantendrá sus niveles actuales, casi sin variación debido a que la explotación de múltiples especies está en su nivel máximo en la región, como sucede en Chile y el Perú, principales productores pesqueros.

La actividad acuícola, que ha crecido a una tasa del 20 por ciento los últimos años, seguirá en cambio en una tendencia de alta expansión, debido al fuerte potencial de la región.

«Hoy América Latina aporta sólo el tres por ciento de la producción acuícola mundial y tiene grandes recursos sin explotación», sostuvo a DPA Flores.

De hecho, Chile, Brasil, Colombia, México y Ecuador concentran un ochenta por ciento de esta producción en el subcontinente, donde Argentina apenas produce unas 3,500 toneladas.

Por eso, la FAO prevé fuertes expansiones en esta industria en países con bajo desarrollo, como Guatemala e incluso México.

En ese panorama el comercio exterior silvoagropecuario latinoamericano se mantendrá sólido, con algunos crecimientos sectoriales fuertes, agregó a DPA Ekaterina Krivonos, oficial de Comercio y Mercados de la Oficina Latinoamericana de la FAO.

No obstante, Salcedo insiste en que los buenos augurios son de corto y tal vez mediano plazo, pero que la sustentabilidad e integridad del desarrollo de este sector depende de la posibilidad de que los gobiernos impulsen políticas adecuadas.

«Deben definir qué modelo de desarrollo silvoagropecuario quieren para sus países», concluyó.

 

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído