Su director, Robert Rodríguez, lo niega

Califican a la película «Machete» de racista

En la película hay una violencia exagerada hasta lo cómico

Califican a la película "Machete" de racista
Machete.

En la película hay una violencia exagerada hasta lo cómico, litros de sangre, miembros amputados, un humor arrollador y un alegato nada sutil en contra de las actuales políticas migratorias de EEUU

Aunque ‘Machete’ no se ha estrenado aún en EEUU, la película ya ha conseguido suscitar la polémica por su argumento, tachado de racista por algunas publicaciones, lo que ha provocado la respuesta de su director, Robert Rodríguez.

«Al contrario de lo que la revista The Hollywood Reporter sostiene -conocí al periodista antes del pase de prensa y ya tenía claro lo que iba a escribir antes de ver la película-, mi obra no es racista ni todos los villanos son blancos», dijo el director en un comunicado.

La popular revista especializada equipara el personaje de Don Johnson, un sheriff, con la figura real del aguacil del Condado Maricopa en Arizona, Joe Arpaio, y subraya los mensajes amenazantes que lanza un senador (encarnado por Robert De Niro) hacia los inmigrantes, como «mano dura con los espaldas mojadas».

Los dos personajes arrancan el filme asesinando a una mexicana embarazada justo antes de que traspase la frontera con EEUU. Después uno de ellos dice: «Bienvenida a América».

En la película hay una violencia exagerada hasta lo cómico, litros de sangre, miembros amputados, un humor arrollador y un alegato nada sutil en contra de las actuales políticas migratorias de EEUU y la corrupción alrededor del sistema.

El cineasta explica que hay una mezcla cultural entre héroes y villanos y recuerda que el enemigo principal de Machete, el héroe protagonista -que pasa por ser hispano-, es un capo de la droga mexicano, interpretado por Steven Seagal.

«Machete representa al desvalido que hay en todos nosotros, y al igual que James Bond es británico, le di a Machete unos antecedentes y un trasfondo específicos para convertirlo en alguien más universal», añadió el director.

Rodríguez sostiene que la cinta, de estreno este viernes en EEUU, no trata el problema de la inmigración de forma directa, sino que se emplea como un simple gancho para ocultar las verdaderas intenciones de los malvados.

«La película es inteligente por cómo trata los problemas reales de hoy día y los presenta de forma divertida», aseguró el realizador tejano, quien cree que su obra se distingue del típico producto de Hollywood que presenta a los hispanos como los «malos» de las películas.

«No diseñé esto con la intención de no dirigirme a determinados segmentos de la audiencia. La película es extremadamente divertida para todos», concluyó.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído