Una turba enardecida de haitianos atacó a los cascos azules a quienes culpan de la llegada del Cólera al país

«La ONU quiere matarnos»

"El cólera, es la Minustah la que lo trajo", "Que se vaya la Minustah", gritaban enfurecidos

"La ONU quiere matarnos"
Violencia en Haití. EFE.

En su furia los manifestantes bloquearon con contenedores de basura las inmediaciones al derrumbado palacio presidencial, en medio de gases lacrimógenos y humo que por ratos hacían irrespirable el aire

Mientras República Dominicana analiza un segundo posible caso de cólera en un ciudadano haitiano que arribó desde Chile, vía Panamá, la tensión social en Haití por la, hasta ahora, imparable e impredecible epidemia de cólera encontraba ayer otro punto de explosión en el centro de Puerto Príncipe, donde una turba enardecida atacó a los cascos azules.

El último recuento del Ministerio de Salud haitiano indicaba al cierre esta edición que alrededor de 1.100 personas han muerto a raíz de las fuertes diarreas que provoca la bacteria desde mediados de octubre, mientras que se sumaban más de 18 mil contagios.

En este ambiente de muerte y tensión, varios centenares de jóvenes se tomaron varias calles del la capital con barricadas y neumáticos en llamas, desde donde apedrearon a los efectivos de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (Minustah, entre ellas fuerzas chilenas), dado que los culpan de haber infectado al país con la enfermedad.

La protesta tomó por sorpresa a las fuerzas internacionales. En su furia los manifestantes bloquearon con contenedores de basura las inmediaciones al derrumbado palacio presidencial, en medio de gases lacrimógenos y humo que por ratos hacían irrespirable el aire.

«El cólera, es la Minustah la que lo trajo», «Que se vaya la Minustah», gritaban enfurecidos los haitianos.

Aunque la misión de la ONU ha negado reiteradamente estas acusaciones y ha asegurado que en todo momento ha manejado correctamente los vertidos fecales, las críticas se han mantenido y han propiciado incidentes que esta semana ya dejaron tres muertos en la ciudad de Cabo Haitiano (norte), en enfrentamientos con las tropas estabilizadoras.

El incidente en Puerto Príncipe se suma a esa escalada de descontento, el cual podría incrementarse si el cólera se infiltra en los campamentos capitalinos, donde miles de refugiados viven amontonados en precarias condiciones sanitarias desde el terremoto del 12 enero, que dejó al país literalmente en el suelo y alrededor de 250 mil muertos.

Desde que se inició la epidemia, la vecina República Dominicana incrementó sus controles en la frontera por el temor a la propagación de la enfermedad. Las barreras, sin embargo, habrían sido traspasadas, dado que el martes se informó de un posible caso de cólera en un haitiano que cruzó por tierra.

El históricamente pésimo sistema sanitario y la falta de acceso a agua potable empeoraron después del terremoto de enero. La red de alcantarillado es casi inexistente.

 

El Ministerio de Salud volvió ayer a encender las alarmas luego de que un hombre de 30 años, que llegó el miércoles al país desde Chile -vía Panamá-, fuera hospitalizado luego de presentar síntomas sospechosos en el Aeropuerto de las Américas.

El Ministerio de Salud ha puesto en marcha una «movilización nacional» con el apoyo de equipos de epidemiólogos para buscar cualquier caso de deshidratación y diarrea, una labor que se hace habitualmente, aunque se ha intensificado tras aparecer el cólera en el país.

Las autoridades dominicanas intensificaron también, el miércoles, el control fronterizo para cerrar el paso a la enfermedad y adoptaron medidas que incluyen dispositivos de desinfección de vehículos y personas, control de los transeúntes procedentes de Haití, instalación de letrinas y lavamanos y campañas de información y concienciación, entre otras.

«El curso de la epidemia de cólera en Haití es difícil de predecir», señaló ayer el Centro de Control de Enfermedades estadounidense (CDC). «La población no estaba inmunizada contra el cólera y las condiciones ambientales en Haití son favorables para su constante expansión», señaló un informe, en referencia a que el cólera había sido erradicado hacía más de un siglo en Haití antes de reaparecer a mediados de octubre.

Los expertos advirtieron, además, que «es posible también la persistencia a largo plazo del V. cholerae (la bacteria que causa el cólera en humanos) en el ambiente en Haití y rebrotes recurrentes» de la enfermedad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído