Sólo dos de cada diez empleos autónomos destruidos en la crisis se corresponden con mujeres

El número de autónomos no ha dejado de caer desde que la crisis económica se convirtiera en una realidad en mayo de 2008, hasta contabilizar unos 308.529 trabajadores por cuenta propia menos, si bien las mujeres de este colectivo sólo han supuesto el 18% de las bajas, esto es, que sólo dos de cada diez empleos autónomos pertenecían a mujeres.

Así lo constata la Federación de Trabajadores Autónomos (ATA) en un estudio que desagrega los datos del paro en este colectivo por género, en el que se recoge que el ritmo de pérdida de empleo autónomos masculino desde el inicio de la crisis ha duplicado al experimentado por las mujeres.

Y es que el número de autónomos varones se contrajo un 11% desde mayo de 2008, mientras que en las mujeres la destrucción de empleo fue del 5%. Es decir, más de 250.000 hombres dejaron de trabajar por cuenta propia ante las adversidades económicas.

En cuanto a sectores de actividad, los servicios propiciaron la mayor destrucción de empleo autónomo femenino, al suponer un 88,1% del total de este colectivo. Eso sí, en el resto de actividades los varones autónomos se apuntaron los mayores retrocesos, sobre todo en la construcción, con una pérdida del 14,2%, frente al 1,5% que registraron las mujeres autónomas.

La caída de mujeres afiliadas al Régimen Especial del Trabajador Autónomo (RETA) se localizó en Baleares, que acaparó el 12% de la pérdida de empleo femenino por cuenta propia. Murcia (-7,9%), Comunidad Valenciana (-7,8%) y Galicia (-7,4%) siguieron a la isla en destrucción de empresarias.

Si se tienen en cuenta los datos de afiliación de 2010, se puede constatar que las autónomas están soportando mejor que los autónomos el embate de la crisis, pues el 89,2% del colectivo que dejó de cotizar al régimen especial era hombre.

Así pues, el descenso de trabajadores por cuenta propia se limitó a un 0,6% durante el pasado año, aunque bien es cierto que el peso de las mujeres en el colectivo autónomo aún es muy inferior, ya que representa el 33,9% de los afiliados al RETA.

«La mujer aún tiene muy complicado el acceso al mercado de trabajo, con tasas de actividad y empleo aún muy por debajo de las masculinas», explica la responsable del Area de Mujer de ATA, Candelaria Carrera.

NEGOCIOS DE MUJERES QUE AGUANTAN MEJOR LAS CRISIS.

El informe además desgrana el perfil de la mujer autónoma en España: emprendedora de entre 40 y 54 años (45%), que vive en Cataluña (17%) y que ejerce su actividad dentro del sector del comercio (32%).

«Los negocios iniciados por mujeres aguantan mejor las épocas difíciles», afirma Carrera, si bien asegura que «queda patente» que el tejido productivo de España sigue capitaneado por hombres.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído