Segundo Foro Dominicano de la Juventud 2011 se celebró en Madrid

“Creemos en Dios, en la educación y en que somos el futuro y el presente”

Los jóvenes dominicanos quieren integrarse en la sociedad española, pero sin olvidar sus raíces e identidad

“Creemos en Dios, en la educación y en que somos el futuro y el presente”
II Foro Dominicano de la Juventud. Mainardi.

Los jóvenes dominicanos cantaron un credo a ritmo de rap durante el encuentro bajo el título ‘Nosotros creemos'. "Creemos en Dios, en la educación, en que somos el futuro y el presente"

¿Cómo piensan los jóvenes dominicanos afincados en España? En el 2º Foro Dominicano de la Juventud, celebrado el pasado 30 de abril de 2011 en el Centro Cultural Eduardo Úrculo del distrito madrileño de Tetuán, cerca de un centenar de jóvenes dominicanos se reunieron para alzar su voz: quieren integrarse en la sociedad española, pero sin olvidar sus raíces e identidad.

«Intégrate en España como un buen dominicano. Somos descendientes de una estirpe gloriosa, de Duarte, Sánchez y Mella. Respeta las leyes y haz el bien».

Los jóvenes dominicanos cantaron un credo a ritmo de rap durante el encuentro bajo el título ‘Nosotros creemos’. «Creemos en Dios, en la educación, en que somos el futuro y el presente».

Procedentes de diferentes distritos y localidades de Madrid como Móstoles, Parla, Villaverde, Legazpi o Cuatro Caminos -algunos vinieron desde otras ciudades de España como Barcelona- hicieron una petición a la sociedad española: «No te fijes en la forma de vestir. No somos ni mejores ni peores. Queremos integrarnos».

Se sienten acogidos en España y confían en superar la crisis en el país «juntos»: «Sácale provecho a este continente», rimaban. «No podemos cambiar el mundo, pero sí mejorarlo».

El acto estuvo amenizado con baile. El merengue no podía faltar y sonaron diferentes canciones representando la evolución de este ritmo oriundo de Quisqueya. De ‘Compadre Pedro Juan’ del criollo Luis Alberto -compuesto a principios del siglo XX y considerado el ancestro del merengue- a ‘Danza Kururo’ del puertorriqueño Don Omar -no todos entendieron la elección de esta canción-.

A este 2º Foro Dominicano de la Juventud 2011 acudieron el cónsul general dominicano en Madrid, Marcos Cross, el cónsul dominicano en Valencia, Frank Bencosme; el viceconsejero de la Consejería de Empleo y Mujer de la Comunidad de Madrid, Gabriel Fernández; el viceministro del Ministerio de la Juventud de la República Dominicana, Cristian Beltré; el director del Instituto Postal Dominicano, Modesto Guzmán; y el sociólogo Marcos Villamán, en representación del Ministerio de Planificación, Economía y Desarrollo de República Dominicana.

Las becas, las ayudas al deporte y trabajo son preocupaciones de los jóvenes dominicanos en España. El viceministro del Ministerio de la Juventud de la República Dominicana, Cristian Beltré, fue preguntado por varias personas del público acerca de lo que está haciendo en estas materias. «Todos los dominicanos tienen derecho a optar a una beca en Dominicana por el hecho de ser dominicanos, aún viviendo fuera. [Aunque] es cierto que tenemos dificultades».

En el Foro se habló de cómo la sociedad dominicana quiere hacer partícipes a los jóvenes en la vida política e inculcarles valores como la solidaridad y el esfuerzo. ¿Qué pasa con el entorno de vida de esos jóvenes, tanto fuera como dentro del país?: «En los últimos 40 años, la República Dominicana ha mostrado una estabilidad política y un crecimiento económico sobresaliente en el contexto de América Latina. Pero eso no ha impactado en la pobreza y la desigualdad», declaró el sociólogo Marcos Villamán.

Villamán fue el encargado de presentar la ‘Estrategia Nacional de Desarrollo 2010-2030, Educación y Empleo’ para erradicar «la baja calidad de la gestión estatal en la República Dominicana; la baja calidad del sistema de justicia, Estado de derecho y seguridad ciudadana; la baja calidad de la educación y el servicio de salud, la falta de empleo de calidad; el problema de la electricidad; la dualidad del sector productivo; la dificultad de financiación de las MiPymes o la ausencia de una política migratoria con visión de desarrollo».

No especificó las medidas concretas, pero sí los objetivos: conseguir un «Estado democrático y tranparente; la igualdad de oportunidades y derechos; una economía territorial innovadora y deversificada; y una sociedad con una cultura de producción y consumo sostenibles», explicó Villamán.

Los jóvenes dominicanos en España se sienten responsables del futuro de República Dominicana y, desde lejos, quieren contribuir a su crecimiento: «No queremos emigrar. No queremos ser exiliados económicos. Creemos en el sueño dominicano y en que cada hombre y mujer busque la felicidad», afirmaron en su credo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído