Karen G.P. de 16 años, ha sido sentenciada a diez años de cárcel en México

La adolescente que torturó y quemó a su madre y hermana para robarles el dinero

Tuvo como cómplices a un hermano y a su novio

La adolescente que torturó y quemó a su madre y hermana para robarles el dinero
Karen G. y sus cómplices PD

Karen G., de 15 años, se sirvió de su novio Héctor Everardo Alvarado Romero, de 21, y de René Zagarnaga Velázquez, de 26 años, su hermano, para matar de forma despiadada a su madre y a su hermana en Ciudad Juárez, en marzo de 2014, para quedarse con sus propiedades.

Elsa Ruth Palomero Serment, de 68 años y su hija Katia Natalia González Palomero de 46,  fueron las víctimas.

CONDENADA

La adolescente acaba de ser sentenciada a diez años de prisión, informó la Fiscalía General del Estado de Chihuahua.

Un juez dictó la sentencia al hallarla culpable de los delitos de homicidio calificado, secuestro exprés y robo calificado.

Los delitos se cometieron en perjuicio de Elsa Ruth Palmero Serment y Kathia González Palmero, su madre y hermana, respectivamente.

De acuerdo a las investigaciones y declaraciones de los implicados, se pudo establecer que el móvil de los hechos fue el robo, ya que planearon el asesinato de las mujeres con varios días de anticipación e incluso compraron cinco litros de gasolina que escondieron en el jardín de la casa donde sucedió el homicidio.

Los cuerpos de las víctimas se hallaron calcinados el 12 de marzo de 2014 en las calles Miguel de la Madrid y Enrique Pinocenlli del Parque Industrial AeroJuárez. Las víctimas fueron torturadas

Asimismo, la Fiscalía informó que los hechos se registraron un día antes en la casa ubicada en la calle Azabache 2017 del fraccionamiento Hacienda de las Torres.

Allí, la adolescente y dos hombres que continúan bajo proceso -René Sagarnaga Velázquez y Héctor Everardo Alvarado Romero- mantuvieron privadas de la libertad a Elsa Ruth y Kathia, inclusive, para evitar que se fugaran, las amarró de pies y manos y las sometió para que no gritaran, señaló.

La ahora acusada, buscó objetos de valor y tarjetas bancarias de las mujeres y retiró el efectivo en un cajero automático, para luego obligarlas a ingerir pastillas para que perdieran el conocimiento. Después las golpearon en la cabeza tras obtener el número de sus tarjetas de crédito.

Los cuerpos fueron posteriormente calcinados con gasolina en un descampado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído