La joven kurda Mutlu Kaya, que se encuentra fuera de peligro, podría haber sido víctima de un 'asesinato de honor' motivado por la oposición paterna a que su hija actuase en el concurso musical

El clan de su padre le pega un tiro en la cabeza por participar en el ‘Operación Triunfo’ turco

Días después de su actuación, la propia joven, de 19 años, había denunciado las amenazas de su padre y los suyos

El clan de su padre le pega un tiro en la cabeza por participar en el 'Operación Triunfo' turco
Mutlu Kaya PD

Mutlu Kaya es una joven turca que, tras ser tentada por la estrella de la canción Sibel Can, decidió presentarse al «talent show» «Sesin çok güzel» (Suena muy bien), una suerte de «Operación Triunfo» en aquel país.

Lo hizo emocionando al jurado y los espectadores, y con la oposición del clan paterno, que veía una deshonra familiar su concurso en el programa.

Días después de su actuación, la propia joven, de 19 años, había denunciado las amenazas de su padre y los suyos, que se hicieron realidad.

Kaya recibía un disparo en la cabeza que la mantiene hospitalizada en Diyarbakir, el gran núcleo de concentración de población kurda. Su estado es grave, pero su vida no corre peligro.

Según la prensa local, el suceso podría tener relación con los asesinatos de honor, una macabra tradición secular que condena a muerte a miembros de una misma familia a manos de su propio clan, por considerar mancillado el honor propio.

La participación de la joven en un programa de televisión habría sido considerado como tal por la familia paterna de la joven artista, que le habría hecho saber su disconformidad, amenazas que la joven había trasladado a su entorno y a buena parte del equipo del programa.

El repertorio de «ofensas» que desencadenan esta práctica ancestral y salvaje es muy variado y arbitrario, aunque generalmente se asocian al adulterio y otras prácticas sexuales, la realidad es que la presunta legitimidad para cometer tales atrocidades -que muchas veces se hacen pasar por suicidios- son prácticamente cualquiera.

Negarse a contraer un matrimonio arreglado , mantener una relación con alguien que la familia no aprueba, ser víctima de violación, vestirse de forma inapropiada, mantener una relación homosexual…, o como en el caso que ha conmocionado Turquía, participar en un concurso de televisión.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído