Su 'rosario' en las redes las ha convertido en auténticas figuras mediáticas

Las 6 monjas ‘cojoneras’ que podrían romper tus hábitos mentales

Desde sor Lucía Caram a Olalla Olivares... hasta la budista que ya ha llegado al cielo de las estrellas

Las 6 monjas 'cojoneras' que podrían romper tus hábitos mentales
Montaje con monjas diviertiéndose. CP

1.-La monja ‘cojonera’ por excelencia

De un tiempo a esta parte una serie de monjas han centrado la atención de los medios de comunicación por sus polémicas declaraciones, su activismo político o por alcanzar el estrellato televisivo hasta convertirse en auténticas figuras mediáticas.

Busca en google, «monja mediática» y casi seguro que verás en primer lugar a la religiosa sor Lucía Caram. La monja de clausura de la orden de las dominicas es famosa por sus polémicas declaraciones.

Acumula apariciones en televisión, tiene su propio programa de televisión en el Canal Cocina y ha escrito varios libros. Además, colabora con la Fundación Rosa Oriol, de los joyeros Tous, en la lucha contra la pobreza.

Recientemente, la exposición mediática de sor Lucía Caram le ha costado ser apercibida por carta por la nunciatura del Vaticano. «Me mandaron callar», resume ella. Sin embargo, de poco ha servido la advertencia a la dominica de origen argentino y auto definida como «mosca cojonera».

El miércoles 20 de mayo participó en un acto de campaña con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. La monja, partidaria del «derecho a decidir», no tiene pensado callarse de momento.

2.-Una benedictina con vocación política

La médica y monja barcelonesa Teresa Forcades abrazó su vocación política en 2013. Junto al economista Arcadi Oliveres, referente del 15-M y presidente de la oenegé católica Justícia i Pau, impulsó la plataforma Procés Constituent (proceso constituyente) sobre la independencia de Cataluña.

Forcades se hizo famosa al convertirse en el azote de las multinacionales farmaceúticas por criticar la fiabilidad de las vacunas contra la gripe A y por censurar a la Iglesia por su presunta misoginia. Hoy, quiere presentarse como candidata a la presidencia de la Generalitat en las próximas elecciones autonómicas del 27 de septiembre.

Para las elecciones municipales, la benedictina ha expresado su apoyo a la candidata de Barcelona en Comú, Ada Colau, ahora vencedora.

De confirmarse su candidatura, la también teóloga se verá obligada a colgar el hábito y abandonar el monasterio de Sant Benet en la montaña de Montserrat al ser incompatible la vida monacal con la entrada en la política.

3.-La «monja tuitera»

En julio de 2009 la monja nicaragüense Xiskya Valladares decidió extender la palabra de Dios a través las redes sociales, concretamente en twitter. Hoy, más de 25.000 seguidores están atentos a cada nuevo tuit que publica.

Para la religiosa, las redes sociales «ayudan a traspasar fronteras y llegar a mucha más gente. Y sobre todo a enriquecerte en el intercambio de experiencas y opiniones».La monja de la congregación Pureza de María tiene 43 años y se define también como periodista, filóloga y fotógrafa aficionada.

Su presencia en las redes sociales le ha hecho ganarse el mote de «la monja tuitera». ¿Su misión?, adaptar a la Iglesia a las nuevas tecnologías.

4.-Sor Cristina, La monja siciliana Sor Cristina

Succia ganó a los 25 años la versión italiana del concurso «La Voz» en junio de 2014. Obtuvo el 62% de los votos emitidos por la audiencia y se proclamó campeona tras interpretar populares bandas sonoras como «What a feeling» o «Flash Dance» y su tema propio: «Lungo la riva», rítmico y de estética góspel.

Con el triunfo, consiguió un contrato discográfico con la productora Universal. Durante el concurso, la religiosa compartió protagonismo sobre el escenario con artistas internacionales como la australiana Kylie Minoge o el puertorriqueño Ricky Martin.

Fiel a su vocación religiosa, la joven monja animó a todo el público presente en plató a rezar un «Padre Nuestro». Sor Cristina publicó su primer álbum el 11 de noviembre de 2014 con el clásico de Madonna «Like a Virgin» como primer single.

5.-La monja budista estrella de la música.

Con trece años entró en un convento para escapar de las dificultades y hoy, Ani Choying Drolmase ha convertido en la monja budista más famosa de Nepal. Considerada una estrella de la música, desde 1998 hasta 2013 ha grabado once discos basados en himnos budistas.

Su interpretación melódica y enternecedora de los himnos conmovió a una nación que vivía una sangrienta guerra civil contra la insurgencia maoísta cuando presentó su primer álbum en 1998. Con el fin del conflicto en 2006, Ani Choying siguió conquistando a la audiencia del país del Himalaya y fuera de él, y en la actualidad pasa entre seis y ocho meses al año viajando al extranjero para ofrecer sus recitales.

«Quiero recordar con mis canciones que el desarrollo de nuestra capacidad espiritual es la solución a los problemas de nuestro mundo», dijo Ani Choying a Efe en la casa de sus padres en la capital nepalí.

6.-De la pasarela al convento

Olalla Olivares es muy diferente del resto de integrantes del Top. Se ha hecho famosa, no por romper con la idea tradicional que se tiene de una monja, sino por ponerse los hábitos y dejar atrás una prometedora carrera como modelo y actriz de televisión.

Esta gallega, que había protagonizado anuncios de marcas como Evax o IGN Direct, decidió dejar atrás su vida anterior en la primavera de 2010 cuando pasó a ser la Hermana Olalla del Sí de María y a ingresar en régimen de semiclausura en la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, conocida como los «miguelianos».

El 19 de enero de 2013, se pudo conocer el por qué de su conversión: «Yo era Olalla Oliveros e iba por la calle queriendo ser Olalla Oliveros porque me dedicaba al mundo de la moda, a las pasarelas y el «artisteo». En ese mundo tener un nombre era muy importante, te vas construyendo una imagen de lo que los demás esperan de ti. Sin embargo, me preguntaba cómo es posible que haciendo lo que se supone que cualquier persona quiere hacer y que momentáneamente te llena puesto que te reconocen por la calle e incluso te admiran, luego a solas con el Señor no era feliz».

Hoy, Olalla Oliveros trabaja en una residencia de ancianos en la localidad de Bustarviejo, en la Sierra Norte de la Comunidad de Madrid tras el cierre el 12 de diciembre de 2014 de la orden de los «miguelianos» por el arrestro y prisión de su lider, Miguel Rosendo, acusado de presuntos abusos sexuales y asociación ilícita.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído