Scott Storch lanzó al éxito a artistas como Beyoncé, Christina Aguilera, 50 cent o Justin Timberlake

Este productor tan hortera y con buen olfato se gastó 30 millones en coca… y ya no tiene ni para una caña

Llegó a la cima y a ganar unos 70 millones de dólares al año

Este productor tan hortera y con buen olfato se gastó 30 millones en coca... y ya no tiene ni para una caña
Scott Storch Instagram

Con apenas 25 años, vivía a golpe de talonario y se colgaba del brazo de las mujeres más hermosas que encontraba a su paso

Si «Baby Boy» de Beyoncé es una canción de éxito, es gracias a Scott Storch, un productor que lanzó al éxito a la diva del pop junto a otro nutrido grupo de cantantes como 50 Cent, Justin Timberlake, Christina Aguilera o incluso Tyga, el novio rapero de Kylie Jenner.

Un ojo en los negocios y un buen oído musical que le llevó a la cima y a ganar unos 70 millones de dólares al año. Ahora, Storch luce orgulloso sus relojes de lujo y sus cochazos, pero la realidad es que su compañía discográfica no vale ni un centavo y en el bolsillo sólo le quedan 100 dólares.

FORTUNA

Storch amasó su fortuna en la primera década del siglo XXI y se convirtió en uno de los ricos más horteras de Estados Unidos, de costa Este a coasta Oeste.

Con apenas 25 años, vivía a golpe de talonario y se colgaba del brazo de las mujeres más hermosas que encontraba a su paso. Una vida a todo tren que ha terminado por desacarrilar, dejando al productor sin un triste dólar para ahogar sus penas en una caña.

Según la web TMZ, los delirantes gastos de Storch, sumados a sus adicciones, han sido su perdición. Según la web de cotilleos, en sólo tres años el productor ha gastado casi 30 millones de dólares en cocaína, la principal causa de su quiebra.

Para hacer frente a las deudas, el productor tuvo que deshacerse de su colección de coches de lujo, en los que incluía Rolls Royce, Mercedes y un Lamborginhi, así como de su mansión en Los Ángeles. Fuentes cercanas aseguran que sólo le quedan unos 3.600 dólares, divididos entre 500 invertidos en ropa, 3.000 del reloj y 100 en billetes.

Para hacerse una idea de las malas cuentas que llevaba Storch, basta decir que en el último año ganó 10.000 dólares en total, y en tres meses gastó 30.000 en drogas.

En su cuenta de Instagram comparte fotografías con artistas como Chris Brown o Jay – Z entremezcladas con otras de sus cochazos, su jet privado o sus vacaciones en playas paradisiacas de las que, por ahora, no podrá volver a disfrutar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído