Lo abatió con un arco y flechas para dejar que muriera desangrado

El cazador del león Cecil que pagó 50.000 € por decapitarlo ¡es un dentista de EEUU!

El felino llevaba un collar GPS que indicaba en todo momento su posición: por el momento hay dos imputados

El cazador del león Cecil que pagó 50.000 € por decapitarlo ¡es un dentista de EEUU!
Walt Palmer, a la izquierda de la foto PD

No era un ciudadano español, como se informó en un primer momento. El asesino del león Cecil es norteamericano, y dentista para más señas.

(¿Quién es el infame cazador español que ha decapitado al viejo león ‘Cecil’).

Un organizador del safari de Zimbabue comparecerá el próximo miércoles por cazar de forma furtiva acusado junto con un compañero de la muerte del león Cecil, el más famoso del país africano.

Una ONG ha señalado además que ambos cazadores estaban al servicio de un ciudadano americano que habría pagado hasta 50.000 euros por dar muerte al león.

Cecil era un león macho de 13 años de edad, fácilmente reconocible por su melena negra. El animal llevaba un collar GPS que indicaba su posición.

Una investigación financiada por la universidad de Oxford, según ha informado la asociación «Zimbabwe Conservation Task Force (ZCTF)» quien ha puesto sobre la pista de la verdadera nacionalidad del cazador.

Según la ONG el hombre que abatió al animal con un arco y flechas para dejar que muriera desangrado sería un hombre natural del estado de Minnesota, en el norte de Estados Unidos. Algunos medios han identificado a esta persona como el dentista Walt Palmer.

IMPUTADOS

Hasta el momento, los imputados por la muerte del animal son Theo Bronkhorst, cuya familia posee desde 1992 una empresa especializada en la caza de leopardos en el norte de Zimbabue y Honest Trymore Ndlovu, propietario de la granja donde se encontraron los restos del felino.

«La licencia de caza de Theo Bronkhorst está suspendida con efecto inmediato»,

han expuesto en un comunicado las autoridades del parque y la asociación de operadores de safari SOAZ, que han añadido que el trofeo del león (su cabeza y su piel) está «confiscados».

«Theo Bronkhorst, un cazador profesional de la sociedad Bushmen Safari, es sospechoso de haber matado a un león macho que llevaba un collar en la granja de Antonieta en la reserva de Gwayi, distrito de Hwange, el día uno de julio de 2015»,

ha precisado el comunicado. Su hijo, Zane Bronkhorst, que también tiene permiso de caza, también está siendo investigado y es sospechoso de ser cómplice.

«Parece que el cazador tenía un trato con M. Ndlovu para cazar el león», pero ninguno de los dos hombres «tenía permiso para cazar el animal» según el comunicado oficial que, sin embargo, no menciona la presencia de ningún turista extranjero.

«Lo más triste de todo esto es que, ahora que Cecil ha muerto, el siguiente león de la jerarquía, Jericó, probablemente va a matar a todos los pequeños de Cecil para colocar a su propia progenie con las otras hembras tal como son las reglas sociales normales de los leones»,

ha lamentado la ONG.

La caza no está autorizada más que en las resevas privadas y según qué cuotas, pero nunca dentro de los parque nacionales como Hwange.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído