Se pasaba horas viéndolos, y además confraternizaba con un grupo de musulmanes radicalizados

Esta ‘angelical’ niña danesa de 15 años mata a su madre tras ver vídeos de ejecuciones del EI

El arma homicida fue un cuchillo largo de cocina, con el cual la apuñaló al menos 20 veces

Esta 'angelical' niña danesa de 15 años mata a su madre tras ver vídeos de ejecuciones del EI
Lisa Borch, junto a su madre y novio PD

Una joven danesa llamada Lisa Borch asesinó junto a su novio radical islámico a su madre. El arma homicida fue un cuchillo largo de cocina con el cual apuñaló a su madre al menos 20 veces.

Ella tiene 15 años y su novio, de nombre Bakhtiar Mohammed Abdulla, cuenta con 29. Los crímenes se produjeron en el pueblo de Kvissel, al norte de Dinamarca, en octubre del año pasado, según reconstruye «Bild».

Borch había sido sentenciada hace nueve años por radicalismo, al que llegó luego de conocer a militantes islámicos fundamentalistas en un centro de acogida cercano.

Poco después, establecería una relación con Bakhtiar Mohammed Abdulla. Luego del suceso, la adolescente llamó a la policía afirmando que su madre, de nombre Tina Römer Holtegaard, había sido asaltada por un hombre blanco que «se dio a al fuga».

A la llegada, la policía danesa encontró a la fallecida en la cama, cubierta en su propia sangre. Se descubrió a la sospechosa, Lisa Borch, jugando con el iPhone y mirando vídeos en Youtube a la llegada de las fuerzas de seguridad.

No quiso acompañar a los agentes a la escena del crimen y apuntó solo la dirección del cadáver.

Posteriormente, su historial de reproducciones en Youtube delató que había visto continuamente el asesinato de varios rehenes británicos por el Estado Islámico poco antes. Según la investigación, la hermana gemela de la acusada hubo de marcharse de este hogar por «las disputas» entre la madre y la hija.

En el juicio posterior, tanto Borch como Abdulla se acusaron uno a otro de cometer los crímenes. Ella afirmó que lo había matado él, mientras que el sospechoso afirmó que había llegado a la escena luego del suceso.

Las huellas dactilares le delataron, afirma la policía danesa. Borch fue sentenciada a 9 años de cárcel, mientras que Abdulla lo fue a 13 años, y a la expulsión de Dinamarca acabada su condena. 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído