Rescata a tres niños en un accidente en Florida, al caer a una laguna el autocar donde viajaban

El héroe de 10 años salvó a sus amigos de morir devorados por los caimanes

Pequeños chillando y chapoteando en el agua para tratar de alcanzar la orilla

El héroe de 10 años salvó a sus amigos de morir devorados por los caimanes
El héroe PD

Es todo un héroe. Se llama Nicholas Sierra, y a sus 10 años ha sdo ensalzado como todo un héroe en EEUU.Y no es para menos.

El alumno de 10 años ejerce de «safety patroller» (voluntario para ayudar en el transporte escolar), y acudía como cada día a clase el pasado jueves 17 de septiembre de 2015, sin sospechar que ese día se iba a convertir en el héroe de Florida.

Tal y como nos cuenta Manuel Trillo en ‘ABC’, en el regreso a casa desde la escuela de primaria Mary E. Bryant, en el norte de Tampa, el autobús amarillo en el que viajaba junto con otros 26 niños se salió inesperadamente de la calzada y fue a parar a una pequeña laguna, donde volcó. El humedal es hogar habitual de los caimanes, una especie de reptil muy abundante en Florida.

PÁNICO

Se desataron entonces las lógicas escenas de pánico, con los pequeños chillando y chapoteando en el agua para tratar de alcanzar la orilla. Aunque el punto donde se estrelló el vehículo apenas tenía 1,20 metros de profundidad, la corta edad de los escolares y la violencia del accidente hacía temer consecuencias fatales.

Y entonces, en medio de la confusión, Nicholas no sólo pensó en sí mismo, sino que recogió del autobús semisumergido a un niño en edad preescolar, lo sacó de la laguna y lo dejó sano y salvo en tierra. Después regresó a la laguna y extrajo a otros dos niños de corta edad. Finalmente, el accidente se quedó en un susto en el que sólo un escolar sufrió heridas leves.

Todavía con el distintivo fluorescente de «patroller», este valiente estudiante de quinto grado declaró al diario Tampa Bay Times: «No estaría bien que ellos murieran y yo quedara vivo».

La madre, Deborah, subrayó que su hijo tiene «un gran corazón y siempre quiere ayudar a la gente que le rodea».

Este viernes, el superintendente de las escuelas públicas del condado de Hillsborough, al que pertenece Tampa, se presentó en el colegio para expresar lo orgulloso que estaba por «el gran coraje» con que se comportaron los alumnos tras el accidente, dijo tras el encuentro con ellos Jeff Eakins.

La noticia del rescate por el joven salvavidas ha recorrido los medios de comunicación de Florida y de otros rincones de Estados Unidos, que lo han ensalzado como a un héroe.

INVESTIGACIÓN

Entre tanto, las autoridades están investigando las razones del percance, aunque por el momento no se explican lo sucedido. El chófer del autobús, Lenoir Sainfimin, de 54 años, ha sido suspendido de sueldo de forma preventiva, aunque un antiguo jefe suyo en Washington DC, donde trabajaba antes, ha destacado que se trataba de uno de sus mejores conductores.

El autobús, por su parte, tenía cerca de 500.000 kilómetros y más de veinte años a sus espaldas, lo que ha abierto en el condado un debate público sobre la seguridad en las rutas escolares.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído