Abigail Hall, de 18 años, murió de un colapso inesperado en el apartamento en el que vivía una semana después de empezar la universidad.

Se promete con su novia fallecida y le pone un anillo en el dedo en el ataúd

"Abigail y yo estamos prometidos. Ella es mi vida"

Se promete con su novia fallecida y le pone un anillo en el dedo en el ataúd
Josh Thompson y su novia PD

Un novio devastado se ha prometido con su novia muerta y ha subido la imagen a Facebook con la foto del anillo en su dedo.

Abigail Hall, de 18 años, murió de un colapso inesperado en el apartamento en el que vivía una semana después de empezar la universidad.

Su novio, Josh Thompson, que trabaja en Corfú dando clase de tenis, regresó inmediatamente a Reino Unido.

PERMISO

Después de pedir permiso a los padres de Abigail, le puso un anillo en su dedo y anunció que «Abigail y yo estamos prometidos. Ella es mi vida», informa Mirror.co.uk.

Josh, que había planeado pedirle matrimonio a Abigail, añadió en Facebook que

«las palabras no pueden expresar el amor que tengo por ella, ella es la razón de que me levante por las mañanas».

Y continúa:

«Gracias a todos por el apoyo a la familia de Abbie y a mí mismo. La vida nunca será lo mismo, necesitamos seguir apoyándonos los unos a los otros».

Abigail, de Doncaster, South Yorks, había empezado a estudiar en la Universidad de Seheffield Hallam donde cursaba Ciencias Biomédicas.

Su cuerpo sin vida fue encontrado en su apartamento sin que le rodearan circunstancias sospechosas, según la Policía. Los amigos de Abbie han valorado el gesto de Josh. «Es un ejemplo de amor», dice Nina Andreia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído