Patrick Dogget, de 53 años, y que estaba con una tajada de espanto, acabó en la cárcel

El tipo llama a la Policía cabreado: «¡Mi mujer no quiere poner el culo!»

La vecina de Carolina del Sur alegó que no quiso tener sexo con él porque el nieto estaba en la misma camae

El tipo llama a la Policía cabreado: "¡Mi mujer no quiere poner el culo!"
Patrick Dogget PD

Lamentable y curioso suceso el acaecido en Spartanburg, Carolina del Sur, donde un hombre se ha pasado la noche entre rejas tras haber llamado a la Policía en Estados Unidos, quejándose de que su esposa no quería tener relaciones sexuales.

Patrick Dogget, de 53 años, y que estaba borracho perdido, las explicó a los agentes cuando llegaron a su casa que Faye Woodruff, la mujer, «no quiere poner el culo».

Según da cuenta ‘Mirror‘, la aludida explicó que su negativa ante su compañero sentimental obedecía a que en la cama estaba su nieto, y no era apropiado. El airado marido respondió a voz en grito. «¡Jódete, puta!»

El tipejo fue detenido por escándalo público.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído