Steven Assanti, de 33 años, tiene que vivir ahora en el coche de su padre

Al obeso de 362 kilos lo han echado del hospital por pedir una pizza

Se encontraba en tratamiento por obesidad mórbida en Rhode Island

Al obeso de 362 kilos lo han echado del hospital por pedir una pizza
Steven Assanti PD

Un hombre de 33 años que pesa 362,87 kilos de peso (800 libras) fue expulsado del hospital de Rhode Island después de ordenar una piza. Ahora tiene que vivir en el coche de su padre.

Steven Assanti, de Cranston, intentaba desesperadamente combatir su «adicción a la comida» en el Hospital de Rhode Island en Providence, EEUU. En los últimos meses había conseguido perder unos 9 kilos. Pero cuando rompió las reglas de su tratamiento ordenando una comida de fuera del hospital, se le expulsó, informa ‘Daily Mail‘.

Steven explica que «es una adicción y soy consciente de ello. Y una enfermedad». Assanti pensaba estar en el hospital hasta que su peso llegase a los 249,48 kilos (unas 500 libras). En ese momento podría ser sometido a una cirugía de bypass gástrico.

Su padre Steven Veilette dijo que no podía llevarle a casa, pero no tiene ni idea de qué hacer.

«No sé a quién recurrir», explicaba también a la NBC10. «Llamé a todo el mundo en que pude pensar en el estado de Rhode Island y nadie parece ser capaz de ayudarme».

Cree que si su hijo vuelve a su casa, volverá a sus patrones de alimentación anteriores.

Veilette ha instalado a su hijo en la parte de atrás de su coche y trata de buscar alguna solución permanente. Ha llevado a su hijo a otro hospital, pero no le permiten permanecer por la noche.

Assanti ha agradecido en Facebook todos los apoyos recibidos. En un vídeo que colgó señala que

«esperemos que en un futuro próximo haya un seguimiento positivo con mi pérdida de peso». 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído