PARA EVITAR QUE SE LA AMPUTEN

Una madre le tiene que romper la pierna cada día a su hija

Su pierna izquierda medía 11 centímetros menos que la derecha

Una madre le tiene que romper la pierna cada día a su hija
Elsie Moravek FB

Solo tenía dos opciones: o le amputaban la pierna o lograban que le creciera 11 centímetros. Ninguna de las dos soluciones parecía fácil, aunque después de mucho pensarlo, la madre de la pequeña Elsie Moravek decidió que la mejor opción era la de intentar que su hija mantuviera las dos piernas.

Elsie Moravek nació con una deficiencia focal femoral proximal, una enfermedad que provocaba que su pierna izquierda fuera mucho más corta que la derecha. Debido al crecimiento de la pequeña, los doctores advirtieron que había únicamente dos opciones para solucionar el problema: amputarle la pierna o lograr que esta se alargase unos 11 centímetros.

Después de meditarlo, la familia residente en Kalamazoo (Michigan), decidió el alargamiento de la pierna, a pesar de ser éste un proceso muy difícil y doloroso.

OPERACIÓN

La primera parte del proceso fue una operación de más de seis horas para reconstruir su rodilla e introducirle un aparato que agarrase tanto la piel, el músculo y el hueso. Este era el aparato que, una vez al día, su madre, Jackie Moravek, debía mover cada día un centímetro para lograr que así los huesos se fueran alargando (debido al proceso de crecimiento de la pequeña).

Esto, que a simple vista no parece excesivamente complejo, le producía a la niña tremendos dolores, ya que es un proceso que consistía en la rotura del hueso…y así fue durante más de un año todos los días, tal y como su madre explicaba a través de Facebook. ¿El resultado? Su pierna logró igualarse y, actualmente, la pequeña Elsie Moravek puede correr y jugar como cualquier niña de 12 años.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído