Brryan Jackson desde niño tomaba una veintena de pastillas para sobrevivir

Se reencuentra 24 años después con su padre que lo infectó de sida cuando era bebé

Se reencuentra 24 años después con su padre que lo infectó de sida cuando era bebé
Brryan Jackson y su padre TV

Brryan Jackson ahora tiene 25 años, pero su infancia ha sido una pesadilla. Su padre negó la paternidad y la pareja se divorció pocos meses después de su nacimiento.

Al no aceptar la paternidad se dedicó a maltratar al niño que era Brryan y a su madre. Cuando el pequeño tenía 11 meses fue ingresado por un ataque de asma y este padre, le inyectó el virus del sida, que el hombre robó del laboratorio donde trabajaba.

Cuando el niño fue dado de alta comenzó a tener problemas de salud y después de numerosas pruebas médicas los médicos le detectaron el virus del VIH. Le avisaron a su madre que tenía pocos meses de vida, pero Brryan Jackson sobrevivió a todo, al sida y al desamor de su padre, al que ya ha perdonado, según la historia que publica The Independent.

El niño tuvo que comenzar un tratamiento que lo obligaba a tomar una veintena de pastillas. Así asistió a la escuela con las dificultades de tener una enfermedad sobre la que pesaban en los años 90 tantas sombras y prejuicios.

Sufrió acoso escolar por ello en los centros escolares que lo aceptaban en sus aulas. Lo peor fue cuando a los 10 años se enteró que estaba enfermo, porque su padre lo infectó.

A pesar de todo, Brryan Jackson ha superado la enfermedad y también el rencor hacia su padre. Da conferencias por el mundo para motivar a personas con dificultades.

Jackson ha contado a la Corte de Misuri todo esto para que su padre permanezca en prisión tanto tiempo como sea posible, algo que muy pocos pensaban que él pudiera hacer.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído