EL HOMBRE HA LOGRADO UNA INDEMNIZACIÓN POR LO SUCEDIDO

Lo despiden tras superar un cáncer para el que le habían pronosticado 48 horas de vida

Lo despiden tras superar un cáncer para el que le habían pronosticado 48 horas de vida
Terry Foster y su hijo TV

Terry Foster, de 58 años, fue diagnosticado de un linfoma en 2007, mientras su esposa, Melanie, estaba embarazada de su primer hijo. Pasó 19 días en cuidados intensivos, después de que los médicos le hubieran pronosticado 48 horas de vida. Sin embargo, este paciente resistió.

Residente en Southport, en Merseyside, en Reino Unido, fue enviado a casa «para morir», según cuenta Mirror, pero poco a poco continuó mejorando e incluso empezó a trabajar desde casa.

Sorprendentemente, unos meses después, con su hija ya nacida, Terry estaba en condiones de regresar al trabajo como técnico de refrigeradores. Sin embargo, después de hablar con su gerente para volver a su puesto, éste le dijo que estaba despedido: «Me dijo que me despedían y dijo muy claramente que lo hacían porque tenía cáncer y esperaban que muriera».

Terry denunció a la compañía ante un tribunal laboral y ganó, por lo que ha recibido una indeminazación de más de 72.000 euros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído