La novia del joven de 20 años había roto con el británico después de dos años de relación

Deja un mensaje en Facebook a su exnovia sobre su regalo de Navidad y se suicida

Le pide que se quede con el piso y el coche hasta que encuentre algo mejor

Deja un mensaje en Facebook a su exnovia sobre su regalo de Navidad y se suicida
Kieran Lister TV

Kieran Lister, un joven de 20 años de Leeds, en Reino Unido, se ha suicidado después de escribir un mensaje en Facebook dirigido a su novia, que había cortado con él, su familia y amigos titulado ‘No sé qué más hacer’.

En el post, que ha sido compartido casi 20.000 veces y tiene más de 45.000 reacciones, el joven revelaba que su novia, con la que llevaba más de dos años saliendo, había decidido cortar con él y aunque sabía que no ha sido una relación muy larga no podía afrontar la situación de estar sin su «amor» porque ella lo era su «todo».

«No quiero esperar a superar esta situación porque ella es la única que me ha hecho realmente feliz», explica Lister después de aclararle a la joven que no era su culpa porque no estaban hechos el uno para el otro y él había hecho muchas cosas mal durante la relación.

El veinteañero lamentaba que «poco a poco la gente se separa» y él habría hecho cualquier cosa para evitarlo, aunque no era algo que estuviera bajo su control.
Después de nombrar a sus mascotas como parte de su familia, el británico intentaba exponer sus «últimos deseos». Le gustaría que se interpretara para él la canción de ‘El círculo de la vida’ de ‘El Rey León’ para recordar los «buenos momentos» que compartió con la gente y que alguien cuide de su perro Snoop hasta que se muera.

En otra parte de la publicación, también hacía una especie de testamento, en el que indicaba que su coche y su piso debería heredarlos su Beth (su reciente exnovia) y que utilizase su cuenta bancaria para pagarlos, así como el dinero que obtenga de vender su ropa en eBay.

«Una vez que tengas el suficiente dinero para mudarte, asegúrate de que lo haces con alguien que te cuide», le escribía a su amada, indicándole que se debía llevar con ella «el cuadro del recibidor» y vender todas sus pertenencias y donar sus muebles a alguien que los necesite. También le pedía que lo cogiera los regalos de Navidad que había comprado para ella y tuviera una «feliz Navidad» porque era lo que él quería.

En el párrafo siguiente hacía un inciso para señalar que estaba «triste» y su perro estaba notando su «dolor» porque estaba llorando.

«Pido perdón a todos los que he herido, decepcionado o entristecido en general. Si pudiera, conseguiría que todo el mundo me perdonara, pero no soy Dios. Todavía. No creo en Dios, sólo estoy imaginado a alguien poderoso, que es indestructible. Ojalá lo fuera», se despedía.

Por último, el joven pedía que Facebook no borrase su pos porque la razón de escribirlo era que otras personas abrieran los ojos y buscaran la felicidad, como lo había intentado él durante toda su vida. «Me voy. no intentéis salvarme porque esto es lo que quiero», fueron sus últimas palabras.

Kieran Lister apareció muerto después.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído