Ha sido condenada a 43 años de cárcel

La madre mata a su hija de un puñetazo tan fuerte que hizo estallar su estómago

Nicholette Lawrence, de 34 años, se declaró culpable de asesinato en primer grado

La madre mata a su hija de un puñetazo tan fuerte que hizo estallar su estómago
Nicholette Lawrence y su infortunada hija tv

El juzgado de Illinois ha condenado a una mujer a 43 años de prisión por asesinar a su hija de 11 años con un golpe en el estómago que la dejó inconsciente. Fue el impacto final después de una brutal paliza.

Nicholette Lawrence fue detenida al declararse culpable de la paliza a Raashanai Coley, su hija, que fue encontrada inconsciente en su casa, donde murió horas después. El impacto provocó rupturas en sus costillas que perforaron las paredes de su estómago, y la autopsia ha confirmado que el puñetazo hizo que «estallara», siendo la causa de su muerte.

Según DailyMail, en el momento de su muerte, Raashanai se encontraba desnutrida y repleta de quemaduras de cigarrillos viejos y cicatrices que sugieren que había estado sufriendo abusos desde hace mucho tiempo.

«La niña parecía haber estado en un campo de concentración, cómo puede un ser humano hacer esto?», sentenciaba el juez del caso, condenando a la mujer a 43 años de prisión que deberán ser cumplidos en su totalidad, es decir, Lawrence no tendrá la oportunidad de ser liberada por ‘buen comportamiento’.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído