[VÍDEO X] INTENTÓ ASESINAR AL CHÓFER DE UN AUTOBUS EN GUATEMALA Y LO QUEMARON

El sicario a quien queman las pelotas tras dar un impropio gatillazo

Un alma piadosa acabó arrojándole un salvador cubo de agua a Carlos Hernández, de 22 años, que acabó con terribles heridas

De no ser por un vecino que acabó haciendo caso de sus súplicas y lloros, no lo cuenta (Radiografía del sicario mexicano: quiénes son, cuántos tipos hay, cuáles son más peligrosos).

Es Carlos Hernández de 22 años, a quien alguien le encargó matar a tiros al chófer de un autobús durante estas últimas horas en la aldea de San Rafael Pacaya, en la guatemalteca jurisdicción de Coatepeque (Un sicario de Pablo Escobar en riesgo de morir en la cárcel por un crimen incierto).

Al joven, sin embargo, ni le salió el tiro por la culata, dado que en el momento de apretar el gatillo el arma se le encasquilló, momento en que los iracundos pasajeros lo cogieron en volandas y le dieron una tunda de cuidado.

No contentos con el castigo, lo rociaron con gasolina y le pendieron fuego. Las llamas empezaron a quemarle sus partes pudendas mientras se retorcía de dolor y pedía que alguien le echara una mano.

Afortunadamente, un alma caritativa se apiadó de él y apagó las llamas con un cubo de agua, aunque el fuego ya le había causado gravísimas heridas.

La llegada de los agentes de la Comisaría local, -con el apoyo de elementos de la Policía y la Procuraduría-, fue también muy oportuna, ya que muchos de los presentes quisieron avivar los ‘rescoldos’. Fue trasladado a un hospital cercano, donde evoluciona favorablemente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído