MADRASTRA NATURALEZA

La sucesión de fuertes terremotos en el Anillo de Fuego avivan el miedo al Big One

La sucesión de fuertes terremotos en el Anillo de Fuego avivan el miedo al Big One
La zona más expuesta a los volcanes en la cuenca del Pacífico. TR

Una oleada de terremotos ha sacudido en las últimas horas el conocido como Anillo de Fuego, avivando el temor a que se produzca un temblor catastrófico en California que provoque miles de muertos.

El Anillo de Fuego es un área en la costa asiática y americana del océano Pacífico que concentra nueve de cada 10 seísmos que se producen en el mundo, según el Instituto Geológico estadounidense.

En sólo 48 horas se han registrado más de 70 temblores, de los que 16 han tenido una magnitud significativa (superior a 4,5 en la escala de Richter), según ha informado el diario New York Post.

Los terremotos han sacudido Indonesia, Bolivia, Venezuela, Japón, Fiji y Vanuatu, entre otros lugares. Este miércoles ha temblado la costa de Oregón con un seísmo de magnitud 6,2 que no ha producido víctimas, según informa la cadena CBS.

«La situación sísmica de California es en realidad mucho más peligrosa de lo que la gente que no son sismólogos como yo puedan pensar», señaló en enero el profesor Richard Aster, de la universidad de Colorado.

Más de 700 personas murieron en el terremoto de San Francisco de 1906. Un estudio del Servicio Geológico analizó qué ocurriría si un temblor similar sacudiera la ciudad hoy en día, y concluyó que perecerían 800 personas.

Si el temblor afectara a la falla de San Andrés en Los Ángeles, podría causar miles de muertos. Y si se produjera una ola gigante, las víctimas mortales superarían las 11.000 según la agencia federal de Gestión de Emergencias.

El Instituto Geológico no ha emitido sin embargo ninguna alerta tras la última cascada de terremotos.

Y la sismóloga Jennifer Andrews, de Caletech, considera que no hay motivo para la alarma:

«El Anillo de Fuego es muy activo, no significa que California sufra un riesgo mayor de lo usual», aunque, ha añadido, «obviamente siempre hay un riesgo de que ocurra el Big One».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído