LOS RICOS TAMBIEN LLORAN

‘Purple drank’: el letal y popular jarabe al que era adicto el rapero Mac Miller

El consumo de esta peligrosa bebida, que es de fácil acceso, se ha diseminado gracias a las redes sociales

'Purple drank': el letal y popular jarabe al que era adicto el rapero Mac Miller
El rapero Mac Miller. EP

Una droga letal causa la muerte y se está volviendo cada vez más popular entre jóvenes y artistas (Muere a los 26 años, de una sobredosis de drogas, el rapero Mac Miller).

Se trata de «Purple Drank», una bebida casera color violeta hecha con jarabe para la tos mezclada con refresco y dulces. También es conocida como «cocaína líquida», «sizzurp» o «lean».

Los ingredientes principales de este mejunje mortal son la codeína y prometazina, que juntos producen una sensación de euforia y relajación (La tortuosa relación de Ariana Grande con Mac Miller).

Aunque el peligroso cóctel existe desde hace varias décadas volvió a ser noticia tras la muerte de Mac Miller, el ex novio de Ariana Grande.

Miller murió el 7 de septiembre de una supuesta sobredosis y aunque no se sabe si efectivamente había consumido el famoso «purple drank», el artista confesó en el 2013 que era adicto al poderoso jarabe.

Dijo que la sustancia era «muy fuerte» y que pasaba todo el día «totalmente drogado y perdido» después de que su uso recreativo se convirtió en una verdadera adicción.

Desde el fallecimiento de Miller se han incrementado drásticamente las búsquedas en Internet de la receta de este cóctel letal que desde años figura en las distintas canciones de rap.

El rapero Little Bow Wow, amigo de Miller, admitió que hace 10 años él también estaba adicto a esta sustancia y advirtió en sus redes sociales sobre los peligros de consumir «Lean».

«A la juventud, paren ya con estas drogas estúpidas. Voy a confesar algo. ¡Cuando Omarion y yo trabajos juntos en el disco FACE OFF yo estaba completamente drogado con lean todos los días! Cuando me vieron en BET peleando con Torae estaba drogado con lean. Me cambió mi temperamento me cambió todo. Me hizo pelearme hasta con mi familia».

El cantante agregó que aunque nunca promovió el uso de la droga en su música consumía la bebida hasta 7 veces por día hasta que se desmayó después de un show en Cincinnati y debió ser llevado al hospital de emergencia.

«Dejen esas drogas. Sean buenos hijos. Sean lo mejor que pueden ser. Voy a empezar a hablar más de esto. Tenemos que salvar a la juventud de irse antes de tiempo. Padres vigilen a sus hijos. Hablen con ellos. Queremos que vivan. Yo casi me muero con el jarabe. Hasta el día de hoy mi estómago sigue afectado y nunca volverá a ser el mismo. No lo ha sido. Sean inteligentes. Pónganse en forma. No podemos seguir perdiéndolos. Ni uno sólo. Los quiero a todos. Aristas y jóvenes en el mundo no sigan la tendencia. Rompan el ciclo. Paz»,

Eso suplicó Bow Wow en su cuenta de Twitter.

La bebida se popularizó en los Estados Unidos en los años 90 gracias a los raperos y cantantes de hip hop que lo presumían como algo positivo en sus canciones. Ahora, alertan que en el Reino Unido son cada vez más los jóvenes estudiantes de las escuelas secundarias y universidades que están arriesgando sus vidas consumiendo esta bebida.

El colegio, «St Peter’s Church of England Aided School» emitió una advertencia en su pagina web reportando que varios de sus estudiantes habían estado consumiendo la bebida después de haber notado que algunos jóvenes tenían pupilas dilatada y ojos cansados tras haber consumido 25 veces más de la dosis recomendada del remedio para la tos en su bebida y mezclada con alcohol.

La droga tiene un alto riesgo de sobredosis especialmente si es mezclada con alcohol u otras sustancias o si la persona que lo consume sufre de depresión. Los consumidores del «purple drink» son fáciles de detectar ya que por lo general portan vasos de poliestireno, llenos del jarabe color violeta y mezclado con una variedad de dulces.

Aunque la mayoría de los productos que contiene la bebida son de fácil acceso para los jóvenes, en Inglaterra, la codeína que es altamente adictiva está restringida y solo se puede obtener con receta médica por lo que muchos menores de edad recurren al mercado negro comprando la droga en Internet.

Un «dealer» en una de las universidades del país, reveló a The Sun que factura hasta mil libras esterlinas por semana vendiendo frascos de jarabe a 50 libras cada uno y que se ha popularizado tanto que tiene a otras dos personas trabajando para él, mezclando las bebidas.

Sus efectos son, dificultad para hablar, somnolencia, pérdida de equilibrio y cansancio. Los usuarios de esta drogan también han reportado sufrir problemas de memoria tras consumir el cóctel.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído