SEXO Y SALUD

Usan archivos desclasificados de la ex CIA para determinar si Adolf Hitler estaba ‘chalado’

¿Se puede comprobar fehacientemente que el dictador detrás de la Segunda Guerra Mundial y del Holocausto era un psicópata?

Usan archivos desclasificados de la ex CIA para determinar si Adolf Hitler estaba 'chalado'
Adolf Hitler. EP

Si no estaba loco, Adolf Hitler llegó a parecerlo y en cualquier caso hizo inimaginable locuras.

En 1943 el servicio de inteligencia de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS), encargó un perfil psicológico de  Hitler con la intención de conocer la psicología del individuo que conducía los destinos de la Alemania Nazi.

La misión derivó en dos análisis psicológicos elaborados por psicoanalistas de la Universidad Harvard: el informe de Walter C. Langer titulado «A Psychological Analysis of Adolph Hitler: His Life and Legend» (Un análisis psicológico de Adolf Hitler: su vida y su leyenda) y el informe de Henry A. Murray titulado «Analysis of the Personality of Adolf Hitler: With Predictions of His Future Behavior and Suggestions for Dealing with Him Now and After Germany’s Surrender» (Análisis de la personalidad de Adolf Hitler: con predicicones para tratar con él antes y después de la rendición de Alemania).

El informe de Langer fue publicado en forma de libro por la editorial Basic Books, junto con otro material complementario, con el título «The Mind Of Adolf Hitler» (La mente de Adolf Hitler) en 1972 .

La biblioteca de la Facultad de Derecho de Cornell fue autorizada por la familia de Murray para publicar su informe online en el año 2004. Ambos estudios, que en conjunto suman más de mil páginas, usan un lenguaje similar y presentan conclusiones similares.

Los autores incluso postulan la opción del suicidio como el acto que pondría fin a la existencia de Hitler.

La licenciada Mariana Andrea Roselli, una investigadora de la Universidad Abierta Interamericana (UAI), combinó las pruebas y múltiples fuentes históricas -incluyendo el libro autobiográfico «Mein Kampf» (Mi Lucha) de Hitler, escrito durante su estadía en la prisión de Landsberg- con la Hare Psychopathy Checklist-Revised (PCL-R), una técnica moderna utilizada actualmente por el FBI en criminales y presidiarios para detectar rasgos de psicopatía; y la aplicó en Hitler para determinar si el mandatario nazi tenía una personalidad del tipo psicopática.

«La Psicopatía es un trastorno antisocial de la personalidad caracterizado fundamentalmente por manifestar aspectos tales como la ausencia de empatía y remordimiento en quienes lo presentan», explicó Roselli a Infobae.

«Los individuos con personalidad psicopática suelen cosificar a la personas, utilizándolas como meros objetos para llevar a cabo sus fines siniestros, valiéndose de la manipulación y el engaño. En general estos sujetos fracasan al momento de adaptarse y dar cumplimiento en lo que las normas sociales respecta».

En cuanto al método PCL-R, o Escala de Evaluación de Psicopatía de Hare-Revisada, es «un instrumento de evaluación psicodiagnóstica, considerada como la más precisa para detectar el riesgo de conducta psicopática».

«La escala consta de 20 ítems que evalúan características presentes en este trastorno, tales como: facilidad de palabra, mentira patológica, manipulación, conducta sexual promiscua y la ausencia de remordimiento o sentimiento de culpa, entre otras».

Los resultados de la evaluación de la PCL-R en Hitler son sorprendentes. Según los datos arrojados por el estudio psicohistórico, «Hitler superó el punto de corte establecido por la escala de la PCL-R por un 17,6%», señaló la licenciada en Psicología.

Aunque el Test de Hare suele realizarse tras una entrevista clínica semiestructurada, la PCL-R ha sido adaptada previamente para evaluar la población penitenciaria alemana mediante la sola evaluación de datos de archivo e información colateral, razón por la cual Roselli la utilizó en este estudio, dado que Hitler pertenecía a dicha población y que el análisis que se efectuó sobre su persona tuvo lugar partiendo de fuentes y registros históricos obtenidos de segunda mano, tal como en el caso anteriormente referido.

El estudio psicohistórico de Roselli plantea varios interrogantes que invitan a la reflexión. ¿Sería posible considerar en la actualidad la evaluación de la PCL-R en individuos que se postulan para estar al frente de cargos políticos y de liderazgo?

¿Es posible efectuar un test a candidatos políticos que pueda detectar y prevenir que nuevos psicópatas asuman cargos de poder; y detectar la psicopatía aún antes de que estos cometan atrocidades?

Si bien no se puede afirmar con certeza si Hitler padecía un trastorno mental, la PCL-R de Hare otorga un instrumento adicional para arrojar luz a uno de los enigmas más misteriosos de la Segunda Guerra Mundial: ¿Adolf Hitler sufría algún trastorno psicológico o de personalidad, podría ser considerado un psicópata?

«El estudio indica que es posible determinar por medio de la PCL-R, la cual no ha sido implementada en personajes históricos, que 73 años después de su muerte, Hitler puede considerarse como un individuo con personalidad de tipo psicopática».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído