Historias insólitas

Roko, el perro uruguayo que estuvo «preso» un mes

La policía ha detenido al animal acusado de matar a un grupo de ovejas

Roko, el perro uruguayo que estuvo "preso" un mes
Roko, perro preso en Uruguay

Hay noticias que no dejan de sorprender. Una vecina de una pequeña ciudad uruguaya, que apenas supera los 20.000 habitantes, se dio cuenta de que su perro había desaparecido el 4 de septiembre. Lo buscó varios días, hasta que se enteró de que lo habían «arrestado«.

Cuando Andrea Coria fue a buscarlo a la seccional 7 de la Policía de Trinidad, en el departamento de Flores, le dijeron que no podía verlo. Roko, su mascota, estaba incautado por su presunta participación en la matanza de un grupo de ovejas.

Agentes de la fuerza lo habían encontrado en el campo de una mujer. Al lado suyo estaban los animales muertos. Al menos uno estaba dentro de una bolsa. (Pisarello se ha llevado a su novia como ‘asesora’ al viajecito de un mes por Uruguay y Argentina)

Según la dueña de las ovejas, dos delincuentes habían usado al perro, de raza pitbull, para matar a los animales y robarse la carne. «Por desgracia nuestra, los malvivientes lograron fugarse, pero dejaron ahí al pobre animal. No lo matamos. La Policía lo incautó«, dijo según Montevideo Portal.

Coria no cree que Roko haya sido capaz de eso y sostiene que no se pudo haber escapado, sino que lo robaron. Además, pide que encuentren a los dos hombres que continúan desaparecidos.

Todas estas semanas, la mujer realizó una intensa campaña en las redes sociales para pedir la liberación de su perro. Hasta convocó a una marcha, que no dio mayores resultados. (El Papa nombra dos obispos para Uruguay)

Desesperada, se encadenó frente a la fiscalía. Gabriela Rusiñol, titular de la dependencia, trató de persuadirla de que se fuera. Sólo pudo convencerla cuando le dijo que al día siguiente iba a liberarlo. La fiscal cumplió con su palabra este martes a la tarde.

«Me dijo que la investigación iba a seguir, porque yo también quiero saber quién robó al perro de mi casa. Me lo dio y quedamos en que va a hablar con el dueño del campo y yo me voy a hacer cargo de pagarle la oveja que estaba al lado de Roko«, le dijo Coria a El País.

«Desde que salimos toda la gente nos saludaba. Siento una felicidad enorme que no me cabe en el cuerpo», afirmó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído