CRIMEN SIN CASTIGO

México: Un expolicía y una edecán secuestraban y mataban a sus víctimas; después, pedían el rescate

La joven contactaba a hombres a través de redes sociales para privarlos de su libertad y exigir a sus familias millonarios montos

México: Un expolicía y una edecán secuestraban y mataban a sus víctimas; después, pedían el rescate
Banda de secuestradores de Puebla

La delincuencia de México también se cuela entre los oficiales de Policía. Un ex jefe policiaco y una edecán lideraban una peligrosa banda de secuestradores en Puebla, donde asesinaron al menos a 8 de sus víctimas, todos hombres «enganchados» a través de redes sociales.

Las autoridades revelaron el caso al presentar a los presuntos integrantes de esta banda que operaba principalmente en Ciudad Serdán, Puebla, donde su líder, identificado como Marco Antonio «N», de 40 años, se había desempeñado como director de Seguridad Pública entre 2011 y 2014. (Rescatados ilesos dos españoles secuestrados en el estado mexicano de Puebla)

Pieza fundamental de esta banda era la joven identificada como Jazmín Ivette «N», de 24 años, también originaria de Ciudad de Serdán, quien contactaba a algunos de los hombres a través de redes sociales, los citaba en algún lugar y allí sus cómplices los privaban de su libertad.

La mayoría de sus secuestrados eran comerciantes de la zona, por quienes pedían rescates millonarios que las familias no podían cubrir y a quienes mataron incluso antes de recurrir a las familias.

Las autoridades informaron que sus primeras cuatro víctimas fueron hombres de edad avanzada por quienes pidieron 2 millones de pesos por cada uno.

En dos casos las familias lograron reunir 500.000 pesos y las otras dos no pudieron juntar el dinero. A todos los mataron antes de pedir rescate y, ya muertos, a dos les cortaron los dedos y los enviaron a sus familias como prueba de vida, informó la Fiscalía General de Puebla.

Después de estos casos, la banda secuestró a otros 4 hombres de entre 24 y 37 años. Eran comerciantes y empleados por los que pidieron rescates de hasta 5 millones de pesos.

Dos familias reunieron, cada una, 200.000 pesos y los entregaron, pero sus familiares ya había sido asesinados.

La investigación de esos crímenes corrió a cargo de la Fiscalía de Puebla y la Policía Federal, que intervinieron 35 líneas telefónicas que tuvieron comunicación con 2.490.000 números.

Así, pudieron identificar a los secuestradores. Ellos son Jazmín Ivette «N», de 24 años; Marco Antonio «N», de 40; Armando «N», de 38; José Iván «N», ex policía municipal de 36 años; José Oscar «N», de 34 y originario del Estado de México, y María Teresa «N», de 33 años. (Morante de la Puebla se retira (otra vez) aburrido de los que no paran de trolear el toreo desde dentro)

Las autoridades informaron que el 12 de octubre elementos de las corporaciones federal y estatal acordonaron el municipio y comenzaron un sigiloso operativo para detener a la banda.

La policías consideraba que al estar integrada por ex policías, seguramente conocían rutas de escape, comunicaciones y podían usar armas de alto calibre.

Tenían razón. Los secuestradores se enfrenaron con armas a las autoridades, pero finalmente fueron detenidos en un predio donde las autoridades hallaron además los cuerpos de dos de sus víctimas y la zona donde entregaron al resto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído